Preocupación en Cancillería porque Cristina pisa los pliegos de los embajadores

5f4d7869493f5_940_529!

El canciller Santiago Cafiero recibe por esta horas la presión de la línea diplomática de la Cancillería por la demora de Cristina Kirchner en poner en tratamiento los pliegos diplomáticos, que incluyen embajadores políticos y ascensos del personal de planta permanente.

Los pliegos se tratan en la Comisión de Acuerdos que preside la mendocina Anabel Fernández Sagasti, mano derecha de la vicepresidenta. No volvió a reunirse después de las elecciones y así quedaron en el olvido pliegos judiciales y el diplomáticos como el de Gabriel Fucks, quien fuera viceministro de Seguridad de Sabina Frederic y está propuesto para la embajada de Ecuador.

Su pliego ingresó poco después que Frederic dejara su cargo como parte de la pelea entre Alberto y Cristina después de la derrota de las primarias. De aquella semana de furia surgió también la salida de Cafiero de la jefatura de Gabinete y su posterior nombramiento en la Cancillería. 

Cristina controla los pliegos a través de la presidencia en la Comisión de Acuerdos de su mano derecha, Anabel Fernández Sagasti. Y tiene mayoría en el recinto con dos aliados. 

Fucks tiene un pasado cercano a la vicepresidenta, como titular de Cascos Blancos. En Cancillería creen que su pliego podrá destrabarse con las dos propuestas que llegarán estos días, con figuras afines al kirchnerismo: el dirigente de La Cámpora Pablo Vilas para Honduras -cuyo nombramiento fue anticipado por LPO- y el legislador del Mercosur Oscar Laborde para Venezuela. 

Estarían llegando estos días y en el Palacio San Martín esperan que los senadores lo activen pronto. La negociación es con la vicepresidente, porque controla la Comisión de Acuerdos y el recinto, donde el Frente de Todos logra una mayoría con los aliados de Río Negro y Misiones, sin pedir un voto de Juntos. 

Pero en los últimos meses también se acumularon ascensos diplomáticos sin tratar, que traban la carrera del personal diplomático y le complican la convivencia cotidiana al canciller. Las negociaciones se activarán en los próximos días. 

Cristina ya hizo valer ante el Gobierno su capacidad para pisar pliegos: nunca se trató el del candidato a procurador Daniel Rafecas y a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño. A los diplomáticos, no les va mucho mejor. 

Fuente: lapoliticaonline.com

Te puede interesar