En Villa GIardino ningunearon a de De Loredo y hubo olor a naftalina

1650758792461

Una sucesión de tuits bastaron para sacudir la atávica rosca política. Solo horas después del cierre formal de la cumbre que el radicalismo cordobés realizó en Villa Giardino, nuevos nubarrones opacaron el clima eufórico con el que la dirigencia de la UCR de Córdoba había clausurado lo que sintieron como el encuentro provincial más importante en muchos años. Mientras medios y protagonistas del cónclave difundían un documento que ratificaba vectores de acción para los próximos meses, el entorno de Rodrigo de Loredo hacía pública su decepción por el escaso protagonismo otorgado al diputado nacional, quien no fue incluido como orador en ninguna de las dos jornadas pese a la extendida coincidencia en torno a su necesaria centralidad de cara a 2023.

Los reclamos fueron manifestados, sucesivamente, por un grupo de intendentes radicales que se vinculan con el espacio interno denominado Marea, que tiene al expresidente de Arsat como máxima referencia.

“El dirigente mejor posicionado. Y en Giardino no lo dejaron hablar”, disparó Marcos Ferrer, intendente de Río Tercero y armador del jefe del bloque Evolución en Diputados. “Impedir la posibilidad de que los militantes escuchen al radical cordobés más votado es querer tapar el sol con las manos. Un papelón”, fustigó Gustavo Botasso, jefe comunal de Hernando. "El Partido debe interpretar lo q sucedió en las últimas elecciones. Muchos militantes queríamos escuchar a De Loredo esta tarde”, castigó José Bría, de Morteros.

La molestia es directamente proporcional al rol protagónico que se auguraba al joven dirigente, especialmente luego de las declaraciones formuladas por Gerardo Morales, presidente del partido, horas antes del cónclave. "Tiene que ser el candidato de la Unión Cívica Radical en 2023", había dicho el jujeño.

La molestia también exhibe firmes indicios sobre las movidas futuras del joven dirigente, a quien tantos señalan como el mejor postulante del partido y muchos apuran para una definición que hasta ayer mismo parecía esquiva. Hoy parece despejada cualquier duda: De Loredo será candidato el próximo año y lo será en cualquiera de los dos escenarios posibles, para disputar la gobernación o la intendencia capitalina, aún sin la aclamación popular que esperaba para este encuentro.

“Estamos predispuestos a afrontar los desafíos que nos toquen. Aún no es momento de definiciones, pero llegado el momento Rodrigo será candidato, en el espacio que la gente defina”, afirmó Ferrer, una de las principales voces del sector.

El dirigente aseguró que existía un compromiso de parte de las autoridades partidarias de incluir a De Loredo en una nueva ronda de oradores prevista para el sábado, junto a Mario Negri y Ramón Mestre.

 

“Nos dijeron hoy mismo que finalmente no habría más exposiciones. Nosotros queríamos responder a la expectativa de los correligionarios. La palabra de Rodrigo era la más esperada, pero no lo invitaron”, señaló Ferrer.

 

En la misma sintonía expresó sorpresa también por una atenuación en las palabras de Morales. “Ayer dijo que Juez y De Loredo habían sacado la misma cantidad de votos. Hoy habló de Juez y el radicalismo. La diferencia es significativa. Se ve que a alguien le molestó lo que había dicho”, amplió el intendente.

 

 Aún sin destinatario específico, la alusión apunta directamente a la conducción del partido en Córdoba, hoy en manos de Morena, el sector de Negri. En ese rincón, relativizan los dichos de Ferrer y afirman que la posibilidad de incorporar oradores en la jornada de cierre fue apenas analizada y desmienten cualquier animosidad. “Parece que ahora tienen apuro. Llevamos meses esperando que se defina. A veces parece que no entienden que no es sólo él, es el partido. No hay margen para personalismos”, atiza un dirigente de experiencia.

 

"No hay especulaciones. Somos claros: no es momento de priorizar definiciones de este tipo en momentos de una crisis tan severa", responden en Marea, la agrupación de De Loredo.

 

Mandato histórico
De una u otra manera, la reacción del núcleo deloredista puede dar cuerpo a una de las conclusiones expresadas en el documento de cierre: “El radicalismo de Córdoba fiel a su mandato histórico expresa que propondremos candidatos dentro de Juntos por el Cambio”. El mismo texto desbarata cualquier posibilidad de salida de la coalición, a la que refiere como “la herramienta para articular una propuesta que nos permita gobernar esta provincia”.

 

“Vamos a disputar cada espacio en juego, pero sin alentar tensiones al interior de la alianza. Por eso necesitamos un marco programático y un reglamento que garantice transparencia y reglas claras”, sintetiza un legislador provincial.

La disputa, coinciden las fuentes consultadas, será como clara oposición al modelo que encabeza Juan Schiaretti. "La provincia necesita un cambio de gobierno, pues resulta una inmoralidad que una de las provincias más ricas de la Argentina, tenga los índices de pobreza, indigencia y desocupación más altos del país", remarca el texto.

 

La convivencia con el actual gobernador cordobesista en una eventual alianza de alcance nacional no ameritó posicionamiento público. Ante las consultas de este medio, diversas voces de la dirigencia remarcaron que tal opción no debería tener impacto en la pulseada mediterránea.

 

Encuentro nacional
La masiva asistencia en Villa Giardino fue otro de los puntos destacados por quienes participaron. "Más de mil", arriesgaron. "No faltó nadie. Estuvieron todos los dirigentes de peso de la provincia. Eso no había pasado en 2019", evoca otra fuente.

 

Además, cuentan entre los aspectos positivos la presencia de Morales, a quien describen como "airoso" al fin de la jornada. "Fue muy aplaudido. No solo dijo que el radicalismo tiene que tener candidatos. También dijo que es necesario dar discusiones conceptuales con el PRO, no solo por los liderazgos, sino para ratificar los principios del partido", narra un dirigente capitalino.

 

La próxima cita, según expresiones del dirigente jujeño, será también en Córdoba, entre fines de junio y comienzos de julio, con una reunión de carácter nacional. Esperan para entonces un cielo despejado de nuevas tormentas.

Fuente: Letra P, sobre una nota de Luis ZEGARRA

Te puede interesar