En medio de la embestida kirchnerista, Alberto analiza entregar algún ministro

POLÍTICA Por Javier Laquidara
626b2fa80a00b_940_529!

Alberto Fernández analiza entregar un ministro para frenar la embestida que esta semana le lanzaron desde el kirchnerismo para que cambie el gabinete.

El sector de Cristina Kirchner pide la cabeza de Martín Guzmán, Matías Kulfas y Claudio Moroni. El reclamo no es al azar: son los únicos tres ministros que pertenecen al riñón del presidente.

Ni Juan Zabaleta y Gabriel Katopodis, dos de los "halcones" del presidente, tienen esa característica ya que llegaron adonde están por otro camino que no fue el de ser colaboradores de Alberto.

Alberto pareció tomar nota del avance sobre esos tres ministros y habló en la asamblea anual de la Came de manera elogiosa de esas tres áreas. "El crecimiento es muy grande, la recuperación del empleo es real y el consumo crece, pero debemos tenemos que ponernos a trabajar todos para que la inflación no se vuelva ganancia de unos pocos y pérdida de muchos", dijo el presidente en Parque Norte.

"Tenemos un programa económico muy bien definido donde la producción es uno de los temas que nos preocupa, y eso está funcionando bien porque la economía sigue creciendo, la producción sigue aumentando y la capacidad instalada cada vez se usa más", dijo.

En el albertismo creen que el kirchnerismo inició una embestida desde la provincia de Buenos Aires que no terminará hasta que el presidente no entregue alguna pieza.

La última semana fue una de las más feroces en ese sentido. El lunes Andrés Larroque chicaneó a Zabaleta en público. Un día después culpó a Guzmán por la derrota en 2021 y luego la jefa de senadores provinciales, Teresa García, directamente le pidió la renuncia.

Ese mismo martes Máximo Kirchner y Axel Kicillof reunieron a dirigentes bonaerenses para institucionalizar el Frente de Todos en la provincia y dejaron afuera al albertismo. Este jueves, en medio de la ofensiva, Kicillof encabezó un acto con los rivales internos de Guzmán en Economía, Darío Martínez y Federico Basualdo.

En el albertismo también tomaron como parte de la embestida la jugada de Oscar Parrilli, mano derecha de Cristina, que exigió que Gustavo Béliz concurriera al Congreso para dar explicaciones por la misión de Estados Unidos que visitó el país para inspeccionar los acuerdos nucleares con China, que incluyó un ex agente del FBI, como reveló LPO en exclusiva.

"Se quieren abroquelar en la provincia", repiten en el albertismo sobre la estrategia del sector de la vicepresidenta. "Si no bajás la inflación no hay 2023 para el Frente", dijeron a LPO en el entorno de uno de los ministros apuntados por Cristina.

Para bajar la tensión con Cristina, Alberto ya le dijo a sus colaboradores que deberá entregar a algún ministro, pero no definió cuál. 

Fuente: lapoliticaonline.com

Te puede interesar