El huevo del halcón

POLÍTICA Por Claudio Mardones
1641994719104

La última reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio dejó una resaca que no afloja. Desde que se conoció el comunicado que cuestiona a Javier Milei y anula cualquier chance de sumarlo a la alianza, progresa un operativo dentro del PRO para despegarse, al menos, del señalamiento directo al economista de ultraderecha como una amenaza para la unidad de la coalición opositora. Todos firmaron el comunicado y suscribieron el reglamento que exige una decisión unánime para incorporar a un socio nuevo, pero ahora quienes mantienen vínculos con Milei aseguran que no está todo dicho. 

La primera en plantearlo fue la titular del PRO, Patricia Bullrich. Ventiló sus críticas el mismo miércoles por la noche. Argumentó que era innecesario echar a quien no planteaba sumarse y dio cuenta de un problema logístico para despegarse, porque llegó tarde al momento de la decisión. Venía de su segundo viaje a Estados Unidos en un mes y, cuando entró al Instituto Hannah Arendt de la Coalición Cívica, la decisión ya estaba tomada: razón suficiente para arremeter contra el comunicado en el que aparece como firmante. Es la jefa del partido amarillo a nivel nacional.  

El expresidente Mauricio Macri también hizo saber, desde el Foro de Llao Llao, en Bariloche, que no estaba de acuerdo con una posición tan tajante. La consideró "inoportuna". Los participantes de ese encuentro, consultados por Letra P, consideraron que las críticas que deslizó el exmandatario desde el evento organizado por su amigo Eduardo Elszstain son totalmente distintas a las que dijo en el encuentro de JxC. Dicen que impulsó él la frase "somos el cambio sin anarquía" que aparece en el comunicado. La discrepancia de Macri sería más acotada: no estaba de acuerdo con mencionar a Milei en el texto. "Finalmente, le subimos el precio", se lamentó otro dirigente del larretismo que interpreta las críticas de Macri en el mismo sentido. 

Bullrich planteó, en privado, sus diferencias al resto de los socios de JxC. Emisarios macristas trabajarán pacientemente para revertir la decisión de la Mesa Nacional. No tienen apuro en reparar los cortes de rostro a Milei, pero buscarán evitar un impacto negativo con el electorado ultra que disputan y también al interior de sus escuderías. 

"Tenemos al expresidente Macri diciendo que fue inoportuno. Se arrepintió. Se dio cuenta de lo incorrecto de ese comunicado. No importa en qué momento se dio cuenta, lamentablemente el comunicado salió y, si Macri se dio cuenta después, nos alegramos de que haya cambiado de opinión", contestaron a Letra P desde el entorno de Bullrich. En las últimas horas, hubo comunicaciones con el alcalde Horacio Rodríguez Larreta. "También cree que fue un error. El PRO mayoritariamente comparte la opinión de que no es momento de abrirle ni cerrarle la puerta a nadie, es el momento de definir una propuesta de gobierno, falta un año y cuatro meses para presentar candidaturas", definió el dirigente consultado. 

Sin embargo, fue el alcalde porteño uno de los interesados en ordenar las definiciones sobre Milei. Lo mismo sucede con la Coalición Cívica, que prestó las instalaciones de la escuela de formación para la reunión determinante. El presidente del Comité Nacional de la UCR, Gerardo Morales, fue el otro gran impulsor de la partida. El gobernador jujeño tiene a buena parte del partido detrás de su decisión de embestir contra los eventuales socios de ultraderecha, pero sabe que no cuenta con el respaldo del senador y exgobernador mendocino Alfredo Cornejo. En el radicalismo cuyano opinan que la discusión es extemporánea, con un comunicado que no tiene sentido para seducir al presunto voto bronca que capitaliza Milei. Dicen que Cornejo no sólo comparte coincidencias con Bullrich. También, creen que ambos pueden contener a esa corriente de opiniones con una oferta que no busque ahuyentarlos dándole más entidad al representante de La Libertad Avanza. 

En la conducción del PRO afirman que no está todo dicho con Milei y que será cuestión de tiempo. "Creemos que las realidades electorales pueden incidir de acá a un año, cuando haya que cerrar las listas, pero por supuesto que tiene que haber amistad cívica, no puede haber arreglo entre fuerzas donde sus dirigentes se maltraten, eso debería modificarse", aseguraron en el entorno de Bullrich para mantener en pie los acercamientos, más allá del corte frontal que marcó el reglamento de "buenas prácticas" y el comunicado que dispara sobre Milei. 

En otra latitud del PRO, más identificada con el dialoguismo de raigambre peronista, también toman distancia de la aspereza. "Tenemos muchas chances de volver a ser gobierno y no hay margen de error. Recién sobre eso abriremos el dialogo con el resto de la oposición. No es el momento de dedicarnos a excluir dirigentes, gusten más o menos", detalló una fuente. 

Las precisiones relevadas por este medio demuestran que la decisión del miércoles no será fácil de revertir. “Patricia está en su derecho de que no le guste, pero como conjunto decidimos que Milei no forme parte de JxC. No les temo a los votos de Milei, como no les tengo miedo a los del kirchnerismo. La política no se trata de cuánto amontono”, dijo Morales a radio Continental para defender la decisión que impulsó. “JxC abordó directamente el tema Milei, que se engancha en la ola derechista antidemocrática, facilista, que cree que con eso se va a llegar a algún lado”, lanzó. 

Pocas horas después, Elisa Carrió decidió encabezar presencialmente el congreso de la CC de la provincia de Buenos Aires, que se realizó este sábado en Mar del Plata. Lilita aprovechó para ir en el mismo sentido contra Milei, pero sin nombrarlo. “Estamos llamados a ser libres, no libertinos. La libertad solo puede crecer con el otro y dentro de la ley. No hay libertad sin ley. Sin igualdad de oportunidades que asegure la educación y la cultura para todos, no hay libertad ni república democrática. Hacer desaparecer el Estado es un proyecto narcisista y anárquico”, dijo la exdiputada

Los mensajes de Morales y la demostración de fuerza que hizo Carrió anticipan que la decisión de los socios no macristas de JxC es mantener la dureza de la decisión del miércoles. Carrió estaba rodeada por el titular de la UCR bonaerense, el senador Maximiliano Abad; un larretista puro, como el diputado Diego Santilli, y el senador de JxC Joaquín De la Torre, para que no quedaran dudas.

Fuente: letrap.com.ar

 

Te puede interesar