Es por ahí: la tropa libertaria apura a Espert para que se pegue a Milei

POLÍTICA Por Pablo Lapuente
1651527392940

Javier Milei es por estas horas la estrella de los medios de comunicación, las redes sociales y las principales encuestas electorales. Reconocen esta centralidad tanto la dirigencia de Propuesta Republicana (PRO), donde el león de pelo revuelto reedita la grieta entre halcones y palomas, como la tropa libertaria bonaerense encolumnada detrás de José Luis Espert para las elecciones de medio término. En este contexto, son estos últimos quienes presionan al economista con calva para alejarlo de un eventual acuerdo con Juntos por el Cambio (JxC): están convencidos de que el diputado por la Ciudad es el futuro y proponen una alianza nacional autodenominada libertaria, a la que no entren ni macristas ni radicales. “Tenemos una oportunidad histórica de cambio”, se entusiasman.

Los más entusiastas llegan a plantear la fórmula Milei presidente - Espert gobernador para 2023. Los envalentonan los lugares que ganaron por separados en el Congreso y la Legislatura de Buenos Aires, donde Guillermo Castello conduce un bloque de tres representantes legislativos, y en algunos Concejos Deliberantes de la provincia, pero, fundamentalmente, los números ascendentes en intención de voto y el “temor” de los principales líderes de JxC a la fuga de votos por derecha. Creen que esta lectura quedó en evidencia en el comunicado emitido tras la reunión de la mesa nacional, donde estuvieron Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, por el partido amarillo; Gerardo Morales y Gustavo Valdez, por el radicalismo, y Miguel Ángel Pichetto y Ramón Puerta, por el Peronismo Federal, entre otros, con el que clausuraron -por ahora- la incorporación de un dirigente que nunca había pedido entrar a la coalición.  

Si bien quienes trabajaron para la llegada de Espert y Carolina Piparo al Congreso admiten que tienen muy pocas probabilidades de acceder a cargos ejecutivos el próximo año, proyectan ganar volumen legislativo en la mayor cantidad de ámbitos para disputar un lugar de poder relevante en el largo plazo. “Hay una tendencia nacional al cambio y una inclinación a la derecha en todo el mundo que nos permite pensar con seriedad en gobernar el país, pero primero tenemos que ganar horas de vuelo”, dice una fuente de Avanza Libertad en diálogo con Letra P.

El razonamiento incluye un rechazo a un acuerdo -presente o futuro- con los demás sectores de la oposición. “Si cerramos con Juntos por el Cambio nos van a dar un sánguche y una palmada en la espalda y no vamos a poder medir nuestras fuerzas reales”, estima la misma fuente. Hay coincidencia entre los integrantes de la tropa bonaerense libertaria: en una sociedad política amplia no cobrarían las tres bancas que Avanza Libertad obtuvo en la Legislatura ni el puñado de escaños en algunos municipios. Lo dicen solo en privado porque sospechan que es el propio Espert quien busca sumarse al sector que hegemoniza el expresidente

En la última reunión privada entre Espert y Castello salió el tema sobre qué rumbo tomará Avanza Libertad. En ese encuentro y en otro anterior del que también participaron el diputado Nahuel Sotelo y la diputada Constanza Moragues Santos le plantearon al economista sus intenciones de ir aún más a la derecha.

En el equipo del economista rechazan de plano el rumor del coqueteo con la alianza opositora. Explican que el diputado libertario repite cada vez que puede que su propuesta es incorporar a todos aquellas personas que coincidan con sus ideas de achicar el Estado, abrir el mercado internacional e impulsar reformas laborales, impositivas y de jubilaciones. “Si se tiene que sentar con el mago sin dientes para que eso suceda y sacar al kirchnerismo, lo va a hacer, pero eso no significa que sea dentro de Juntos por el Cambio”, responden en el entorno de Espert a su propia base de dirigentes.

Es más, aseguran que el economista está concentrado en la campaña de su propio partido. A finales de febrero y principios de marzo estuvo en Mendoza; el 22 de abril pasó por Santa Fe, el 25 por Córdoba y el 28 por Pergamino y Colón, en la provincia de Buenos Aires; además, prevé sumar otras localidades del conurbano en mayo. La estrategia es una réplica de la campaña 2021: recorridas con dirigentes locales, charlas con jóvenes y exposiciones en algunas universidades privadas.

Por su parte, quienes lo siguen también hacen su aporte rumbo a 2023. Castello presentó proyectos para ajustar las políticas públicas y suele mostrarse en sus redes sociales recorriendo distintos puntos de la provincia. Quienes lo siguen no descartan que también intente disputar una candidatura a gobernar el año próximo.

 

Fuente: letrap.com.ar

Te puede interesar