La hidrovía es mía: el Gobierno marcó la cancha de visitante en Rosario

POLÍTICA - SANTA FE Por Facundo Borrego
1651608521580

El Gobierno le marcó la cancha a los actores privados que durante 25 años manejaron el negocio de la hidrovía Paraná - Paraguay y ahora reniegan de la presencia del Estado en la administración. De visitante en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en el marco del clásico Encuentro Argentino de Transporte Fluvial (EATF), envió mensajes sin filtro y marcó los límites frente a las críticas por las indefiniciones de la licitación del dragado y balizamiento del río por donde se exporta el 80% de los granos del país. En un panel netamente oficialista, acusó operaciones mediáticas y trabas al rol del Estado en el negocio.   

“Estamos aquí con una presencia firme y definida de lo que es el rol del Estado. Hoy nos toca ser las autoridades máximas sobre las definiciones de la vía troncal”. Con esa aclaración, nada aleatoria, comenzó su discurso el subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de la Nación, Leonardo Cabrera. 

Sin embargo, quien fue el encargado de exponer autoridad respecto al manejo del sistema fue el presidente del consejo directivo del Ente de Control y Gestión de Hidrovía, Ariel Sujarchuk, designado por el presidente Alberto Fernández. Abajo, en la tribuna de la Bolsa, escuchaban empresarios portuarios, agroexportadores, de logística y otros interesados en el negocio. En primer lugar aclaró que la semana que viene se constituirá el Ente, luego de que se levanten suspicacias acerca de su real formalización.  

Luego comenzaron los reproches al establishment agroexportador por presuntas maniobras para imponer sus intereses. “Si queremos que esto salga y sea exitoso a largo plazo los convoco a todos. No soy ajeno a lo que se dice y escucha, pero no me distraigo en comentarios estériles”, dijo. “No estamos para perder un día más. Pero también convocó al sector de privados y a usuarios que aporten párrafos inteligentes al proyecto. No hace falta luchar por algo porque acá no hay ninguna guerra, venimos a dar un servicio a la patria”.

Sin embargo, recogió el guante y acusó, sin vueltas, a los privados: “Está claro que cada operador tiene su operador mediático e intereses, bueno, así son los negocios, por eso estamos en la Bolsa de Comercio. Bienvenidos los intereses pero también de los que gobernamos con capacidad honestidad y trabajo”. Casi al filo del agradecimiento final blanqueó su advertencia: “Hay que hablar poco en los medios y mucho en los papeles”.

También José Beni, titular de la Administración General de Puertos (AGP) que administra la hidrovía transitoriamente, sacó la libreta de viejos reproches y aclaró los tantos. "Muchas veces se dijo en los diarios que la política va por el peaje de la hidrovía. No es esa la concepción. Es un fin para financiar obras, y el fin son el usuario, la producción y el crecimiento".

Las tres máximas
Sujarchuk arrastra cuestionamientos en voz baja por provenir de la política sin experiencia en el transporte; de hecho, hasta su designación en diciembre pasado fue intendente de Escobar. Aún atragantado con esos “prejuicios”, como se refirió indirectamente, intentó hablar como nuevo conductor del proceso y pasó algunas facturas a los cuestionamientos del esquema del Estado como administrador. 

Primera máxima de Sujarchuk: “El Estado tiene que gestionar”. Se trata de un intento de poner punto final a algunas ideas de que el Estado se corra para la licitación de fondo y la administración del peaje vuelva a los privados. Esa idea la sostuvo hace unas semanas en un pedido de audiencia al ministro de Transporte, Alexis Guerrera, la Cámara de Puertos Privados Comerciales conducida por Luis Zubizarreta, quien también preside Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO) y, además, es ejecutivo de la cerealera Dreyfus.

Segunda máxima: “El Estado no puede abdicar en el control”. El año pasado se puso en tela de juicio la presencia en esa tarea del estado más allá de la AFIP y Aduana. “No puede estar en la fantasía de nadie, porque cuando no controla pasa todo lo feo que pasa en esta ciudad y en otras”. 

«"Cuando el Estado no controla pasa todo lo feo que pasa en esta ciudad y en otras”»
Tercera máxima: “Acá todo es transparente”. Como respuesta directa a quienes sospechan que la presencia estatal en el negocio millonario implicará corrupción, anunció que el ente certificará la ISO 37001 que es una “norma antisoborno y anticorrupción”. Definiciones sobre la licitación larga de dragado y balizamiento, poco y nada.

Fuente: letrap.com.ar

 

Te puede interesar