Ampliación de la Corte Suprema de Justicia: Schiaretti pone condiciones

BHFN6BBXXFECFIJMCUPKSV2ZKI

Ante la decisión de gran parte de los gobernadores peronistas de impulsar una ampliación “importante” de miembros de la Corte Suprema de Justicia, el gobernador Juan Schiaretti se mantiene al margen de esta movida, que tendría la aprobación de la vicepresidenta Cristina Fernández.

Ninguno de los cuatro legisladores nacionales que responden al gobernador quiso opinar de manera pública sobre esta iniciativa.

Aunque los schiarettistas repitieron lo que el gobernador de Córdoba viene sosteniendo, respecto a posibles reformas en el Poder Judicial: para apoyar cualquier cambio exige un amplio consenso político, que también incluya a la oposición.

Es lo que sucedió con la designación del procurador del Tesoro. Schiaretti fue el único mandatario peronista que se opuso a la intención del cristinismo de flexibilizar el mecanismo para designar a un nuevo jefe de los fiscales federales.

Los legisladores schiarettistas también votaron en contra de la propuesta del cristinismo en la conformación del Consejo de la Magistratura.

“No estamos al tanto sobre lo que impulsa un grupo de gobernadores, pero mantenemos nuestra postura. Cualquier reforma a otro poder, como en este caso es el Judicial, debe tener un amplio consenso, incluyendo a la oposición”, aseguró uno de los legisladores nacionales schiarettistas, que este martes estuvieron abocados en el Congreso a la cuestión de los subsidios al Transporte urbano.

 
La senadora Alejandra Vigo (Córdoba Federal) solicitó la citación al Senado del ministro de Transporte, Alexis Guerrera, para explicar cómo se están distribuyendo los subsidios al transporte en todo el país.

Los schiarettistas tienen una estrategia clara en el Congreso: cuando están involucrados en una iniciativa, como modificar la distribución de los subsidios, no abren el frente de debate en otras cuestiones. Y menos si vienen del cristinismo.

De allí, la mesura de los schiarettistas, los diputados Carlos Gutiérrez, Natalia de la Sota e Ignacio García Aresca; más la senadora Vigo.

“La gente no está preocupada por el funcionamiento de la Corte Suprema. Parece una urgencia de un sector del oficialismo. No nos vamos a mezclar en esas cuestiones. Para nosotros, hoy una de las prioridades son los subsidios al transporte que le pega al bolsillo de la sociedad”, manifestó uno de los diputados schiarettistas.

GIRA OFICIAL
Schiaretti se encuentra en Kuwait, junto a su colega de Santa Fe, Omar Perotti. El domingo pasado firmaron un acuerdo por un préstamos de 50 millones de dólares para comenzar el proyecto del acueducto Santa Fe-Córdoba.

En las próximas horas están viajando hacia Abu Dhabi para gestionar más financiamiento para este ambicioso proyecto.

Fueron los únicos gobernadores peronistas que no estuvieron el lunes en la reunión en el Consejo Federal de Inversión (CFI), donde 16 mandatarios oficialistas se pronunciaron a favor de una ampliación de la Corte Suprema para darle “carácter federal” y “más moderna y eficaz”.

“Hemos decidido elaborar un proyecto para nueva conformación de la Corte Suprema de Justicia que contemple los proyectos ya presentados, muchos de los cuales han tomado estado público y parlamentario”, sustuvo Axel Kicillof, quien ofició de vocero de la reunión en el CFI.

Aunque no trascendieron los detalles de la iniciativa, los peronistas propondrían llevar a 15 el actual número de cinco miembros de la Corte. Por la renuncia de Elena Highton de Nolasco, hoy quedan cuatro ministros en el máximo tribunal: el presidente Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Carlos Rosenkrantz, todos muy cuestionados por el cristinismo.

Schiaretti maneja de manera personal sus relaciones políticas a nivel nacional. Ningún legislador nacional ni funcionario provincial pudo confirmar si fue invitado a la reunión en el CFI, un tradicional lugar de reunión de los mandatarios peronistas cuando tienen que tratar un tema nacional.

El gobernador viajó hacia Kuwait en la madrugada del viernes pasado, por lo cual no iba a poder asistir a la cumbre, pero las negociaciones entre los mandatarios peronistas por el proyecto de la Corte Suprema venían desde la semana pasada.

No obstante, dos fuentes schiarettistas admitieron que ven la mano de la vicepresidenta Cristina Fernández detrás de esta movida de los gobernadores peronistas.

De hecho, el protagonismo de Kicillof lleva a pensar a los schiarettistas y a los opositores que la vicepresidenta está detrás de este proyecto.

Los gobernadores que firmaron el documento, además de Kicillof, fueron: Osvaldo Jaldo (Tucumán); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Alberto Rodríguez Saá (San Luis); Gerardo Zamora (Santiago del Estero); Ricardo Quintela (La Rioja); Raúl Jalil (Catamarca); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Mariano Arcioni (Chubut); Gildo Insfrán (Formosa); Oscar Herrera Ahuad (Misiones); Sergio Ziliotto (La Pampa); Gustavo Melella (Tierra del Fuego); Gustavo Sáenz (Salta); Sergio Uñac (San Juan) y Jorge Capitanich (Chaco).

Además, de Schiaretti, el otro peronista que no firmó el documento fue el santafesino Perotti, quien se encuentra en Asia junto al mandatario cordobés.

El gobernador de Santa Fe, de muy buena relación con Schiaretti, pero que en los últimos tiempos se mostró cerca de Cristina Fernández, no se pronunció en público sobre esta cuestión.

Ninguno de los gobernadores opositores y no oficialistas (tres radicales y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta), incluyendo al neuquino Omar Gutiérrez y la rionegrina Arabela Carreras, participan de esta iniciativa.

Además, de impulsar un proyecto que dicen que presentarán “en breve” en el Senado, los gobernadores peronistas hicieron una dura advertencia a la Corte Suprema, sobre otra cuestión, en la cual Schiaretti volvió a marcar diferencias con la Casa Rosada: la pulseada entre el Gobierno nacional y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) por el recorte de coparticipación que el año pasado implementó por decreto el presidente Alberto Fernández.

“Manifestamos nuestra profunda preocupación por la injerencia indebida por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la intervención respecto de la medida cautelar y la acción declarativa de inconstitucionalidad interpuesta por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ante el Estado nacional con el objeto de lograr la restitución en el monto de liquidación de recursos que no le corresponden”, sostuvieron los gobernadores oficialistas en el documento.

Llamó la atención la definición de “injerencia indebida” del máximo tribunal, cuando el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, interpuso un recurso de amparo ante la decisión del Presidente de recortar por decreto los fondos coparticipables a ese distrito.

En su momento, Schiaretti también fue el único gobernador peronista que cuestionó el manotazo por decreto a los fondos porteños.

En cambio, los legisladores schiarettistas votaron a favor de la ley que recortó un 1,14% de los fondos que en su momento el entonces presidente Mauricio Macri transfirió a Caba para financiar el traspaso de la fuerza policial a la administración del jefe de Gobierno porteño.

Con información de La Voz del Interior, sobre una nota del periodista Julián Cañas

Te puede interesar