Talleres sigue haciendo historia en la Libertadores

b0l7inDep_1256x620__1

¿Viste esos cuentos en los que todos terminan contentos? A lo mejor al personaje más valiente le va mejor, pero el que no lo es tanto también se despide con una sonrisa. ¿El cuento? Universidad Católica-Talleres. Ganó la T, claro, pero los chilenos recibieron una mano de Flamengo y jugarán la Copa Sudamericana, aunque hayan ingresado como el peor equipo.

El visitante ya estaba en octavos de la Libertadores, pero tenía la cuenta pendiente de ganar como visitante en la fase de grupos. Y lo hizo. No le sobró mucho, pero la ambición de jugar adelantado, de presionar siempre y de hacer circular la pelota le dio resultados. Sobre todo porque Herrera fue clave para bancar las pelotas picantes que tuvo la UC y Esquivel definió con un zurdazo preciso ante un mal despeje de la defensa del equipo local.

Los chilenos tenían un ojo en su patria y otro en Brasil, porque su suerte para al menos entrar en la Sudamericana dependía del papel que hiciera el Sporting Cristal ante el Flamengo. Los peruanos no pudieron contra el más poderoso de la zona y les dibujaron la sonrisa a los dirigidos por Holan, que sufrieron la falta de precisión a pesar de haber creado algunas jugadas peligrosas durante los 90’.

El partido fue parejo, hay que decirlo. El empate hubiese sido lo más justo, pero el buen pie de Esquivel marcó la diferencia en los arcos. Desde las manos de Herrera, la dinámica de Garro y el aporte del doble cinco se fue construyendo un Talleres protagonista, que hasta sorprendió al local porque lo fue a buscar al mentón desde el primer minuto.

 

Holan movió piezas, más tarde metió cambios, trabajó el laboratorio para al menos empatarlo. Pero un Zampedri sin pimienta y un arquero rival con toda la chispa le jugaron en contra. Pero la UC tuvo momento de buenas combinaciones, con Cuevas, Felipe Gutiérrez y Tapia, aunque no la pudo meter de ninguna manera.

De todos modos, el partido de los chilenos también se jugaba en Río. Y ahí sí rieron, porque Flamengo le ganó 2-1 a Sporting Cristal y les dio una mano enorme para sacar boleto a la Sudamericana. ¿Como el peor equipo? Sí, pero adentro al final de cuentas para Holan.

Como en esos cuentos infantiles donde todos terminan contentos. El más lindo, el más valiente, el más fanfarrón. Y aquéllos que la tienen que remar un poco.

Fuente: Ole

Te puede interesar