Un presidente débil echó a Kulfas pata congraciase con Cristina

entrevista-fontevecchia-matias-kulfas-20210803-1213097

Las duras acusaciones que hizo este sábado la Secretaría de Energía, que comanda el kirchnerista Darío Martínez, contra el Ministerio de Producción por un off "con mentiras y buscando crear operaciones contra Cristina Kirchner", tuvieron el efecto de un terremoto político, y el presidente Alberto Fernández no solo apoyó las quejas de Cristina Kirchner sobre el tema, sino que le pidió la renuncia al ministro de Producción Matías Kulfas.

El primer tuit del mandatario ya mostró que se situaba del lado de Energía, destacando que confiaba en la "integridad moral y en la idoneidad de quienes llevan adelante la licitación del gasoducto Néstor Kirchner":

Y luego en un segundo mensaje fue más allá, puntualizando que no avalaba tales procederes, los de las informaciones en off, pero lo que empezó a decantar la salida de Kulfas fue la frase siguiente, cuando el Presidente indicó que era "éticamente reprochable hablar en off en desmedro de otro",

Luego de esas publicaciones en redes, se indicó que Fernández efectivamente le pidió la renuncia a Kulfas, que era uno de los funcionarios que la vicepresidenta Cristina Kirchner y el núcleo más duro del kirchnerismo venían apuntando con mayores críticas desde hacía meses. El otro "objetivo K" es el titular de Economía, Martín Guzmán, sostenido todavía por el Mandatario, pese a los altos índices inflacionarios.

El pedido de dimisión fue realizado luego de que la vicepresidenta, Cristina Kirchner, difundiera en Twitter un off surgido de la cartera fabril en la que se la atacaba.

 La noticia fue confirmada esta tarde por la vocera presidencial, Gabriela Cerruti. El tema que terminó de eyectar a Kulfas del Gabinete fue una información en off difundida desde su equipo de Prensa en el que se señalaba que los funcionarios cristinistas en ENARSA habían armado una "licitación a medida de Techint" para adquirir los materiales necesarios para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

Junto a la captura de pantalla del mensaje en off difundido a periodistas por la cartera que conduce Matías Kulfas, el comunicado de ENARSA rebatía las críticas hechas en ese información y afirmaba: "No sólo es grave, sino muy penoso y sobre todas las cosas, incomprensible, que una obra de la magnitud e importancia para la Argentina y para el propio Gobierno, como lo es el gasoducto Néstor Kirchner, sea objeto de este tipo de acciones".

Minutos después y antes de reclamarle la renuncia a Kulfas, Alberto Fernández había respaldado a la vicepresidenta, también a través de redes sociales.

Con información de PERFIL

Te puede interesar