Graves acusaciones de Kulfas en contra de CFK y La Campora en su carta de renuncia

Matias-Kulfas-606-b

Tras la acusación de Cristina Kirchner contra Matías Kulfas por “operaciones en «voz en off»” para perjudicarla, el presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia. El ahora ex ministro de Desarrollo Productivo se presentó este lunes en Casa Rosada para hacerla efectiva y le entregó al mandatario una carta de 14 carillas. En la misma, ratificó sus dichos sobre el gasoducto Néstor Kirchner, que hicieron enojar a la vicepresidenta, y disparó fuertemente contra ella.

Qué dice la carta de Kulfas

Dirigiéndose al jefe de Estado, Kulfas reafirmó su denuncia sobre los pliegos licitatorios del gasoducto Néstor Kirchner. “Ratifico lo dicho el viernes al finalizar el acto por los 100 años de YPF en Tecnopólis”, indicó. Asimismo, consideró que “si algo cabe reprocharse respecto al contenido nacional de los insumos del gasoducto, eso debe atribuirse pura y exclusivamente a las características de la licitación realizada por la empresa IEASA”.

En esta línea, el funcionario saliente remarcó que los miembros de Integración Energética Argentina S.A., “al igual que el equipo de la Secretaría de Energía, responden políticamente a la Sra. Vicepresidenta” Cristina Kirchner. Y aclaró que sus dichos no fueron «off the record», sino «on the record». “Fueron declaraciones que realicé en ON, y que quedarán registradas por la radio AM 750 y formuladas ante varios periodistas allí presentes”, manifestó.

 
“Huelga adicionar la injusta acusación que la Sra. Vicepresidenta le formulara al señalarle que usted tiene que ‘utilizar la lapicera’ para forzar un mayor contenido nacional cuando dichas decisiones fueran adoptadas por IEASA”, aseveró Kulfas en la misiva que le entregó en mano en la tarde del lunes al presidente Fernández.

‘Palito’ para el área de Energía

A continuación, responsabilizó a los funcionarios del área de Energía por las demoras en el inicio de las obras: “El sector energético es una de las llaves para resolver nuestros problemas de restricción externa. Estamos hablando de un potencial exportador de US$ 30.000 millones. Una vez más los avances fueron lentos, signados por un internismo exasperante dentro del propio equipo de la Secretaría de Energía, es decir, internismo dentro del internismo”, sentenció.

Por último, sostuvo que esta situación “demoró la posibilidad de un nuevo marco normativo, donde el proyecto de ley quedó en el olvido y fue reemplazado por un decreto que puso algo de racionalidad”. Y sobre el nuevo gasoducto, dijo: “Ojalá pueda iniciarse rápidamente porque representa una posibilidad concreta de lograr el autoabastecimiento gasífero y luego avanzar en la estrategia exportadora”, aunque insistió en que “se ha perdido tiempo muy valioso que nos cuesta millones de dólares en importaciones”.

 

 

* Por www.elintransigente.com
 

Te puede interesar