Alberto viaja a la Cumbre como vocero de Maduro y López Obrador

DX433YP7CFFRNA532EAQAEDYPQ

En su primer viaje a los Estados Unidos como Presidente, Alberto Fernández vuela esta madrugada a Los Ángeles para participar de la Cumbre de las Américas, un foro multilateral creado por la Casa Blanca en 1994 para unificar la agenda regional tras la caída del Muro de Berlín y la implosión de la Unión Soviética.

El jefe de Estado pretende utilizar su participación en la Cumbre para reclamar por la exclusión de los regímenes autoritarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela y proponer una hoja de ruta que atienda las consecuencias sociales y económicas causadas en América Latina por la guerra ilegal de Rusia contra Ucrania.

 
Alberto Fernández aterrizará en Los Ángeles cerca de las 12 AM (hora de la Argentina), mientras que en Buenos Aires continuará abierta la interna palaciega que gatilló el ex ministro Matías Kulfas al cuestionar ciertos detalles técnicos del pliego de licitación del gasoducto Néstor Kirchner redactado por funcionarios que reportan a La Cámpora.

Las críticas de Kulfas al método de gestión de estos funcionarios vinculados a Cristina Kirchner significó su renuncia a la cartera de Producción y el inmediato frío polar del Presidente que optó por privilegiar la inestable relación de poder con la Vicepresidente.

“No me gustan los OFF, las cosas dichas en secreto. Cuando un funcionario habla tiene que hablar públicamente. No me gustó lo que hizo Matías. Lo que piensa Matías, es lo que piensa él, no comparto lo que piensa Matías”, expresó el Presidente durante el brindis por el Día del Periodista en Balcarce 50.

 
Alberto Fernández utilizará un vuelo charter de Aerolíneas Argentinas y la comitiva que despega de Ezeiza está integrada por la primera dama Fabiola Yañez, Sergio Massa (titular de la Cámara de Diputados), Santiago Cafiero (canciller), Gabriela Cerruti (portavoz presidencial), Carla Vizzotti (Salud), Vilma Ibarra (secretaria Legal y Técnica), Cecilia Nicolini (secretaria de Cambio Climático), Julio Vitobello (secretario general de la Presidencia), Gustavo Beliz (secretario de Asuntos Estratégicos), Eduardo Valdés (presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados) y Juan Manuel Olmos (jefe de Gabinete de asesores de la Casa Rosada.

En Los Ángeles estarán aguardando Jorge Argüello (embajador en Estados Unidos), Carlos Raimundi (embajador ante la OEA) y Gustavo Pandiani (subsecretario de América Latina y el Caribe). El Presidente saludará a los tres embajadores y junto a toda la delegación se dirigirá al Ritz-Carlton, un hotel cinco estrellas asignado como su alojamiento oficial por el protocolo del Departamento de Estado.

 
Alberto Fernández llega a la Cumbre de las Américas después de una larga negociación diplomática que incluyó a Joseph Biden, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Nicolás Maduro. El Presidente se resistía a participar de un foro regional sin la presencia de Cuba, Nicaragua y Venezuela y, a partir de esa posición pública, se disparó una intensa secuencia de conversaciones secretas que conectó Washington, La Habana, Caracas, Ciudad de México y Buenos Aires.

Al final, por la recomendación de AMLO, el elogio público de Maduro y la conversación con Biden -que lo invitó a la Casa Blanca en julio- el Presidente decidió viajar a Los Ángeles e integrar la Cumbre de las Américas.

El mandatario argentino protagonizaría dos discursos durante la Cumbre. El jueves a la tarde hablará en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y en esa oportunidad cuestionará la decisión de Biden de excluir a los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Con excepción de la Cumbre en Panamá (2015), a donde Barack Obama y Raúl Castro se acercaron antes de anunciar el descongelamiento de las relaciones diplomáticas, Cuba no tuvo participación a nivel presidencial en estos foros regionales. Y cuando Obama dejó el Salón Oval a Donald Trump, la situación del país caribeño regresó a la época de la Guerra Fría.

Un día más tarde -viernes 10 al mediodía-, Alberto Fernández tendría la posibilidad de hacer un segundo discurso. Hablaría como Presidente de la Argentina y su foco estaría centrado en las consecuencias económicas y sociales que la guerra en Ucrania causa en América Latina.

 
El jefe de Estado también critica la estrategia de Estados Unidos y la Unión Europea para derrotar la invasión ilegal de Vladimir Putin y propone una mesa de paz que implique un inmediato alto el fuego y la cancelación sin demoras del bloqueo económico contra Rusia.

Si finalmente sucede, Alberto Fernández tendrá ocho minutos para fundar su posición geopolítica.

Además de participar en los plenarios de la Cumbre, el Presidente tiene previsto mantener reuniones bilaterales con su colega de Chile, Gabriel Boric, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el líder peruano Pedro Castillo y el gobernador de California, Gavin Newsom.

El regreso de Alberto Fernández y la comitiva oficial está previsto para el viernes a la noche.

Fuente: Infobae

Te puede interesar