Si Schiaretti no es candidato a Presidente, en Córdoba se votaría el 25 de Junio

3TUSUM2ALJEJNLSKN3B6OPEYPQ

Si bien no habrá definiciones hasta bien entrado el próximo verano, en el PJ cordobés comenzaron a trabajar con la hipótesis de que se votará para elegir gobernador e intendente de Córdoba, el mismo día, que sería el domingo 25 de junio del año próximo.

Según las fuentes oficialistas consultadas, hay una circunstancia política que puede modificar este eventual calendario electoral: que el gobernador Juan Schiaretti sea candidato presidencial o integre el segundo lugar de algunas de las fórmulas a nivel nacional.

En este caso –que hoy parece poco probable– los comicios provinciales y los de la Capital se pegarían con las elecciones nacionales. Más precisamente a las Paso presidenciales, que por ley están fijadas para el segundo domingo de agosto, es decir, el 14 de agosto del año que viene.

 
Este posible cronograma se disparó a partir de una certeza que vienen sosteniendo tanto en el Centro Cívico como en el Palacio Municipal 6 de Julio: el PJ cordobés no confirmará a sus principales candidatos (a gobernador y a intendente de Córdoba) hasta los primeros meses del año próximo.

No adelantar los tiempos de las candidaturas es lo que vienen pregonando Schiaretti y el intendente Martín Llaryora, mejor posicionado para ser el postulante oficialista para suceder al gobernador.

Ambos dirigentes serán los que tengan la última palabra a la hora de definiciones más sensibles para el peronismo: fecha de los comicios y principales candidaturas.

La orden de poner paños fríos al apuro que muestran algunos sectores del PJ para lanzar precandidaturas, fue confirmada en los últimos días por dos funcionarios que están al tanto del plan electoral que se cocina a fuego lento en el Centro Cívico y en el Palacio Municipal.

 
El vicegobernador Manuel Calvo y el ministro de Gobierno, Facundo Torres, fueron terminantes: “No habrá oficialización de candidatos del peronismo hasta el año que viene”, coincidieron ambos funcionarios –por separado– en las charlas informales que se dieron durante el brindis por el Día del Periodista, que el martes pasado se realizó en el Centro Cívico.

La casi certeza de que el peronismo no mostrará sus principales cartas hasta bien entrado el próximo verano, disparó otra definición que hoy también es materia de discusión en el oficialismo: despegar las elecciones provinciales de los comicios presidenciales.

 
Aunque, por el momento, la decisión del schiarettismo es no pagar el costo político de modificar el código electoral provincial para que se vote antes del domingo 18 de junio, que es la fecha más alejada de las Paso presidenciales que permite el código electoral cordobés.

“No se puede descartar nada, pero por ahora la idea es no modificar los límites que impone el código electoral para decidir la fecha de las elecciones provinciales, que son entre el 18 de junio y el 10 de octubre del año próximo”, expresó contundente uno de los legisladores provinciales más cercano al gobernador.

En realidad, el impulso inicial en la mesa chica del schiarettismo –donde se toman la mayoría de las decisiones políticas– era convocar a votar el 18 de junio.

 
Pero, esa jornada coincidirá el año próximo con el Día del Padre, por lo que la alternativa más probable es que se convoque para el domingo siguiente, es decir, el 25 de junio.

No obstante, las fuentes schiarettistas hacen una aclaración interesada. “Se votará cuando creamos que más nos convenga. Por ahora, la idea es no modificar la ley para votar antes de mediados de junio, como sí ocurrió en 2019, cuando se votó el 12 de mayo”.

En este contexto, si bien su prioridad sigue siendo entregarle el bastón de mando provincial a otro peronista, Schiaretti ya dio señales concretas de que intentará una proyección nacional, por ahora incierta.

“No sé desde qué lugar, pero Juan está convencido de aportar sus ideas y experiencia en un proyecto nacional, en base al federalismo y al desarrollo productivo”, manifestó días pasados la senadora Alejandra Vigo, blanqueando la aspiración de proyección nacional de su marido.

POSIBLE CAMBIO
Una eventual candidatura nacional del jefe del peronismo cordobés modificaría lo que parece hoy una firme intención en el oficialismo de elegir gobernador e intendente de Córdoba en la segunda quincena de junio del año que viene.

Las cuatro fuentes oficiales consultadas  coincidieron en este posible calendario electoral, aún sin confirmar. Parece una posibilidad cierta y no un intento por desorientar a la oposición.

Como solía decir el fallecido exgobernador José Manuel de la Sota, “lo único decisivo son los votos en las urnas”, pero por ser oficialismo en ambas gestiones, el PJ tiene la ventaja de decidir cuándo se vota en la Provincia y también en la ciudad de Córdoba, que aglutina al 38% del padrón electoral.

Funcionarios llaryoristas han dejado trascender que Llaryora está convencido de que se debe votar en un mismo día para elegir gobernador y al intendente capitalino.

Schiaretti sería más moderado al respeto, pero hoy la hipótesis más probable es que los dos principales se decidan un mismo día.

LA SORPRESA DEL 2018
Aunque era una posibilidad que se venía barajando, el 27 de noviembre de 2018, el gobernador Juan Schiaretti sorprendió al oficializar que enviaba un proyecto de ley a la Legislatura para modificar el Código Electoral para despegar lo más posible las elecciones provinciales de las nacionales.

Los legisladores oficialistas Oscar González y Carlos Gutiérrez fueron los voceros del anuncio. “El gobernador enviará el proyecto de ley donde se suspende el artículo que fija 180 días –por única vez– para la elección de 2019 y se convoca a elecciones provinciales para el 12 de mayo”, dijeron los peronistas.

Schiaretti fue reelegido con el 57% de los votos y luego no participó de los comicios nacionales. El mandatario provincial se quedó sin espacio político, cuando entró en descomposición del Peronismo Federal que había construido con Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto.

Sergio Massa tuvo un breve paso por aquel espacio, antes de sumarse al Frente de Todos que impulsó Cristina Kirchner, que llevó al poder al actual presidente Alberto Fernández.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar