La comunidad judía Argentina pide explicaciones sobre el misterioso avión venezolano ligado a Irán

emtrasur-1370764

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) exigieron este domingo el "total esclarecimiento" de la situación generada por el avión venezolano, vinculado a irán, retenido en el país, en un episodio que calificaron como "preocupante".

"La retención en nuestro país de un avión operado por la empresa venezolana Emtrasur, y vinculado a la compañía iraní Mahan Air, sancionada por los Estados Unidos por sus vínculos con actividades terroristas, constituye un hecho que debe ser esclarecido con urgencia por las autoridades nacionales", dijeron las entidades en un mensaje conjunto.

El Boeing 747 que transportaba autopartes y llevaba 14 tripulantes venezolanos y cinco iraníes está retenido desde el lunes en el aeropuerto internacional de Ezeiza tras despertar sospechas sobre los motivos de su vuelo hacia Argentina.

No hay detenidos y todos los tripulantes fueron alojados en hoteles con permisos provisorios de estadía. Sin embargo, los funcionarios de migraciones retuvieron los pasaportes de los iraníes. 

Ante esto, AMIA y DAIA, organizaciones centrales de la comunidad judía argentina, exigieron "una información exhaustiva y detallada sobre el listado de tripulantes que viajaban en la mencionada aeronave y los motivos de su paso por el país".

"De acuerdo con lo establecido por la justicia argentina, los atentados del 17 de marzo de 1992 contra la embajada de Israel en Buenos Aires y del 18 de julio de 1994 contra la AMIA, que aún permanecen impunes, fueron planificados y ejecutados por el Hezbollah, un grupo terrorista financiado y apoyado por la República Islámica de Irán", recordaron.

Las entidades agregaron: "Cabe recordar que algunos de los acusados iraníes, que en la actualidad son funcionarios del gobierno de dicho país, y que tienen pedidos de captura internacional, han circulado recientemente por países que los reciben y protegen, burlando la exigencia de la justicia local y de Interpol".

"En este preocupante escenario, que hemos denunciado en repetidas oportunidades, resulta pertinente exigir a los organismos de control a cargo que brinden, con celeridad y precisión, la información requerida y los resultados de la investigación que se está llevando a cabo, ante un hecho que despertó sospechas y confusión".

El avión pertenece a la empresa venezolana Emtrasur y que fue comprado en febrero a la iraní Mahan Air, investigada en Estados Unidos por supuestos nexos con fuerzas militares de Teherán. La aeronave había aterrizado el lunes 6 en Ciudad de Córdoba, por precaución a raíz de la niebla en Buenos Aires y luego voló hasta Ezeiza.

Con información de Perfil de Argentina

Te puede interesar