Alberto no termina de aceptar una reorganización del Gobierno y no cede la corrida

62a7c84e3a0f8_940_529!

Alberto Fernández no termina de definir la reorganización del Gobierno que habló con Sergio Massa en el viaje a Estados Unidos y se agrava la corrida a la espera de una definición de Martín Guzmán por la deuda en pesos.

Tras el derrumbe de la semana pasada de los bonos en pesos ajustados por inflación (CER), este lunes se vivió un día tenso en el mercado luego de que subiera el dólar y volvieran a caer las acciones y los bonos argentinos.

El blue pegó un salto de $6 (2,86%) para cerrar a $216, el valor más alto desde febrero. Sin embargo, los dólares financieros tuvieron un incremento mucho mayor. El contado con liqui subió 4,58% hasta $238,03, mientras que el dólar MEP aumentó 3,49% y llegó a $230,99. Esto significa que las empresas fueron las que compraron los dólares y no los ahorristas particulares que se vuelcan al dólar "libre".

En el mercado corrió el rumor de que ante un triunfo de la oposición, el próximo gobierno podría reperfilar la deuda en pesos como hizo Hernán Lacunza durante el gobierno de Mauricio Macri y esa versión o análisis  según distintos analistas contribuyó al desplome de los bonos con vencimientos posteriores al fin del mandato de Alberto.

Pero desde la misma oposición, sin embargo, ven un escenario menos tremendista. Un destacado economista que trabaja para la oposición no ve un horizonte de choque inmediato ya que la deuda es en pesos. El Gobierno puede salir de esta situación emitiendo y en todo caso deberá darles explicaciones al FMI por no cumplir una meta trimestral de emisión.

Guzmán tendrá la posibilidad este martes de tener una muestra de cómo está el mercado cuando deba renovar instrumentos cortos por 14 mil millones de pesos. Con el resultado de las cinco licitaciones que lanzará el Economía podrá corroborar las tasas de interés para la subasta grande del mes, en la que deberá refinanciar vencimientos por 500.000 millones de pesos.

 Eso no quiere decir que Guzmán no esté pasando horas decisivas. El ministro suspendió el viaje a Canadá, adonde tenía planeado reunirse con los jugadores más importantes de la minería a nivel mundial, para enfrentar el momento crítico de los mercados, mientras los socios principales del Frente de Todos siguen pidiendo su salida.

El ministro, que pasó el domingo en la Quinta de Olivos reunido con el presidente, intentará recuperar aire este martes cuando se conozca el número de inflación de Mayo. El rumor en el mercado es que el índice rondaría los 5 puntos, lo que representaría una fuerte baja respecto de abril, cuando fue de 6 y de marzo que fue 6,7. Si se confirma la versión serían tres meses seguidos de baja en torno a un punto. 

Ese dato podría convencer a Alberto que su apuesta por mantener a Guzmán es correcta, un diagnóstico que no comparten Cristina Kirchner y Sergio Massa, la única mesa chica que sigue activa en el Frente de Todos.

Massa acompañó al Presidente en su viaje a Los Angeles, centralmente para discutir los términos de una "reorganización" del Gobierno -se presume con el acuerdo de Cristina-, como anticipó LPO en exclusiva. Los diálogos existieron, pero fuentes al tanto de la conversado, confirmaron a LPO que Alberto no termina de tomar una definición.

De hecho, desde su propio gabinete le han sugerido a Alberto que si no hace un cambio que robustezca su situación política, puede enfrentar una crisis por el efecto de la corrida. 

Es que si los bonos argentinos soberanos se siguen desplomando por la falta de confianza del mercado, se puede complicar el financiamiento del Tesoro. 

"Alberto va y viene", dijo a LPO un importante dirigente del Frente de Todos, que explica que el presidente no termina de tomar una decisión para reestructurar el área económica. La presencia de Miguel Pesce este lunes en la Rosada levantó sospechas, pero en su entorno dijeron a LPO que "pasó a saludar a un tipo".

Fuente: lapoliticaonline.com.ar

Te puede interesar