La alianza de Cristina con la Liga de las provincias: planes, economía y 2023

POLÍTICA Por Gabriela PEPE
1655929235172

“Reciben planes del Gobierno y acá terminan marchando frente a las municipalidades y gobernaciones para pedirnos más plata. No entendemos cómo es”. Un ministro provincial resume así el malestar de la Liga de 15 gobernadores y una gobernadora que Cristina Fernández de Kirchner puso sobre la mesa de discusión el lunes, desde Avellaneda: el manejo de los programas sociales y la relación con las organizaciones sociales, que forman parte del Frente de Todos (FdT) y ahora quedaron en el centro de un nuevo conflicto interno del oficialismo. El control de los planes es uno de los puntos que el grupo discutirá este viernes en Chaco, donde volverá a reunirse tras anunciar formalmente su constitución, hace diez días. El temario incluye la distribución de los recursos coparticipables, la reforma de la Corte Suprema de Justicia y la necesidad de terminar con “la tercerización” de los programas sociales.

Cristina apoya todos los planteos y los impulsa. La vicepresidenta mira con buenos ojos que las autoridades provinciales hayan decidido generar un espacio formal de discusión, mientras acusa de “inacción” a la Casa Rosada. “El peronismo reaccionó, está empujando. Eso muy bueno”, celebra un dirigente que tiene acceso al despacho de la titular del Senado.

 La reacción de las provincias lleva varios capítulos. Comenzó con una reunión en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), a fines de marzo, y siguió con una agenda que se hizo periódica y derivó en la presentación de un proyecto que planteó la ampliación de la Corte a 24 miembros y el anuncio del armado formal de la liga, entre otros hitos.

Aunque los actores entienden que el proyecto tiene bajísimas chances de prosperar en el Congreso, detrás del texto está la preocupación que varios gobernadores expusieron ante el grupo de senadores y senadoras que salieron de gira por las provincias: la percepción de que el Poder Judicial está “suplantando” al político y que hasta se animó a tomar decisiones legislativas, como lo que sucedió con el conflicto por el Consejo de la Magistratura. “Fue un punto de quiebre. A los gobernadores les preocupa mucho este tema y lo dejan muy claro. En esto estamos todos juntos”, dice un senador que participó de varios encuentros en las provincias.

Sobre los planes sociales también hay coincidencias. Como contó Letra P, la transformación de los programas en empleo formal, el número de planes y el rol de las organizaciones sociales como “intermediarias” forman uno de los ejes principales de las conversaciones que los gobernadores que visitaron la Quinta de Olivos en las últimas semanas le plantearon en privado a Fernández, un asunto que trabajan con el Ministerio de Desarrollo Social, la cartera que conduce Juan Zabaleta. Ahora, Cristina decidió tomar esa agenda como propia y levantarla en público.

“No se entiende cómo, con el 7% de desocupación, hay 1,2 millón de planes. Tampoco, cómo los que manejan los programas son incluso opositores al oficialismo en las provincias. Hay que ordenar todo”, apunta un senador del FdT.

Fuente: letrap.com.ar

Te puede interesar