Luis Juez a Gerardo Morales: "Quiere comer de las migas que se le caen a Schiaretti"

luis%20juez%201

Lejos de ser una gira apacible por el interior, el desembarco de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio (JxC) a esta ciudad agitó nuevamente la interna de la alianza en la provincia. Esta vez, la sugerencia del titular de la UCR, Gerardo Morales, de ampliar un poco más el frente con “peronismo racional” sacudió a los cuadros nacionales e irritó particularmente a parte de la dirigencia provincial. En especial a la dupla que conforman Luis Juez y Rodrigo de Loredo, quienes tienen en el horizonte las elecciones del año que viene donde, justamente, esperan desbancar al justicialismo que manda en la provincia hace 24 años.

Este jueves por la noche, en un acto previo a la cumbre cambiemista en la Sociedad Rural riocuartense, Morales reunió a la tropa boina blanca y sacudió el avispero. En un tramo de su discurso en la casona de la calle Cabrera, alegó en favor de un acuerdo nacional ampliado, que incluya a “sectores del peronismo más racional”, lo que irritó a figuras locales que no pierden de vista su buena sintonía con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Desde el público, le hicieron una devolución a viva voz: “¡Con Schiaretti, no!”. El autor de la frase fue Martín Carranza, dirigente de “La 30 de Octubre”, una agrupación surgida a la par del exintendente Juan Jure y hoy enrolada en Evolución, el sector radical referenciado en el senador Martín Lousteau y el diputado nacional Emiliano Yacobitti, rivales internos del jujeño.

Es que la estrategia de Morales de peronizar un poco más la alianza choca de frente con la idea que tienen los sectores radicales y el juecismo que quieren competir contra el oficialismo justicialista de Hacemos por Córdoba para quedarse con la gobernación de Córdoba en 2023. “¿Qué acuerdo puede aceptar Schiaretti que no implique que su fuerza siga gobernando la provincia?”, reflexionaba un dirigente radical al respecto.

 

No obstante, Morales ratificaría su propuesta en una improvisada rueda de prensa. “Me gustaría que se incorporen más sectores del peronismo a Juntos por el Cambio. Pueden ser gobernadores. Hemos tenido buenos diálogos y tenemos coincidencias obviamente con Schiaretti. Yo no sé si formaremos parte de un mismo espacio. Es muy anticipado hablar de esto, pero aun formando parte de diferentes espacios, tiene que haber diálogo”, explicó.

 

Cruces 
Los cruces se multiplicaron este viernes en la reunión de la Mesa Nacional, en la fría mañana de Río Cuarto. Abordada por los medios en una fugaz rueda de prensa, la titular del PRO, Patricia Bullrich, se desmarcó de entrada del impulso de Morales. “Yo no voy por esa vía en la Argentina. Voy por la vía de un apoyo social fuerte. A los apoyos de muchos políticos que después te traban la gobernabilidad, ya los probamos. Lo probamos con Sergio Massa cuando vino con nosotros a Davos y después nos votó todo en contra. Yo por esa vía no voy”, lanzó la jefa de los halcones en referencia a la invitación del entonces presidente Mauricio Macri en 2016 cuando buscaba seducir al tigrense.

 

En línea con Bullrich, impulsora de su candidatura en 2021, Juez se sumó también a la lista de disidentes de la tesis de Morales. Metáfora futbolera mediante, el senador del Frente Cívico dejó en claro su desacuerdo, sin anestesia. “Si te ponés la camiseta celeste y blanca, estás jugando para Argentina, pero si te ponés la amarilla, estás jugando para Brasil. Eso es así. ¿Querés que el peronismo gane? Andá y laburá para Schiaretti y para (Martín) Llaryora. Decí ‘no soy peronista, pero quiero que estos tipos ganen porque me va bien con ellos, porque como de las migas que a ellos se le caen de la mesa’. Ahora, si querés una construcción política distinta, ponete la camiseta de Juntos por el cambio. No hay otra”.

Los chispazos avivaron las diferencias que también se concentran respecto del camino hacia el método de selección de la fórmula cambiemista cordobesa. Mientras que De Loredo y la UCR apuestan a una interna “con reglamento”, Juez ya instala sospechas ante una elección de esa índole.

 

“Yo me someto a cualquier decisión: si es piedra, papel y tijera, o pan y manteca. Advierto que no hay PASO en Córdoba. De hacer un proceso electoral, intervendrá la jueza electoral provincial, Marta Vidal, una puntera política del PJ. ¿Vos le darías el futuro de esta provincia para que esa jueza decida quién es y quién no es, para que el peronismo te movilice las organizaciones sociales ese día?”, disparó el senador en declaraciones a los medios.

 

La coalición está trabada a nivel nacional y en los distritos para resolver cómo definirá las diferentes candidaturas. Por ese motivo, este viernes el ámbito que coordina a la alianza opositora instó a las provincias a avanzar para crear marcos que ofrezcan certezas locales para después, de abajo hacia arriba, poder encaminar la intrincada discusión grande.

Fuente: Letra P, sobre una nota de Leonardo BROCHERO

Te puede interesar