La pareja del año que preocupa a Perotti y a JxC

granata-mileijpg

El río libertario de Javier Milei está más que revuelto y, por ahora, nadie puede sacar ganancias. Pese a lo incierto y bravo de esas aguas, hay quienes igualmente quieren tirar la caña y pescar, como Amalia Granata, quien pretende retener su banca en la Cámara de Diputados de la provincia y fantasea con un acuerdo con el libertario como salvoconducto. 

Por ahora, la diputada pisa despacio para no dar pasos en falso, como le ocurrió el año pasado, cuando acompañó al macrista Federico Angelini como candidata a senadora nacional por Santa Fe, una fórmula que perdió feo en la interna de Juntos por el Cambio. Por eso, tiene algo decidido: encabezar la lista por la que compita, más allá de las alianzas o sociedades que logre de ahora en más. 

“Amalia está más que predispuesta para un acuerdo en las elecciones nacionales con Milei”, sostienen en su entorno y se suben a la ola libertaria, que amaga con terminar en pura espuma tras los errores no forzados del economista. La idea es lograr el respaldo del libertario para las elecciones provinciales, que se celebran antes que las nacionales. Luego, Granata volcaría su apoyo a la candidatura a presidente del mediático si le fuera bien en las urnas. Listas compartidas en las elecciones provinciales y devolución del apoyo. También se animan a soñar y que la periodista pueda tener un rol activo en el lanzamiento de Milei, como su compañera de fórmula.

 

Convencida de un poder electoral que, a tres años de su batacazo apalancado en el debate del aborto, es una incógnita, la diputada vinculada a los pañuelos celestes confió a Letra P que quiere retener su banca para aspirar a alguna oportunidad ejecutiva en 2027. En su entorno se ceban y hablan de “granatismo”, pero la pregunta se cae de madura: si no construyó fuerza tras el suceso en las urnas de 2019, ¿por qué ahora podría?

Deberá trabajar esa idea de algún modo: ¿se reposiciona o se limita a su cara conocida? En esta etapa habla con dirigentes y outsiders ubicados del “centro a la derecha, con condimentos conservadores populares y expresiones patrióticas, estén o no con Milei”. No hay nombres, no hay etiquetas, más allá de que La libertad Avanza pretende ser el paraguas común.

La primitiva etapa de acuerdos, además de ser natural en esta instancia, se profundiza en el espacio libertario santafesino, como contó Letra P semanas atrás. Hay una carencia de armado en la que varias personas intentan protagonizar el fenómeno, pero donde gana el desorden, sobre todo, después de las consecutivas equivocaciones mediáticas de Milei, que le provocaron una caída en su imagen tras un crecimiento repentino en las encuestas.  

Pese a esto, Granata pretende seguir adelante y patear las cabeceras de la provincia para arrancar despacito la campaña. Incluso, ya trazó una línea roja a cualquier potencial acuerdo con Milei, que es la corporación activa del diputado ultracatólico Nicolás Mayoraz, quien ingresó por el mismo espacio celeste de Granata en 2019, pero rápidamente se distanció de ella. 

Fuente: Letra P, sobre una nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar