Hay que mirar a Melconian, nada de lo que dice Cristina es gratuito

cristina-melconian-24062022-1376704

La renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, abrió enormes interrogantes y resulta imprescindible que el gobierno defina el camino a seguir antes de que el lunes a la mañana abran los mercados: en ese sentido, ya corren los nombres que podrían hacerse cargo, con algún respaldo político, de ese timón caliente del Palacio de Hacienda.

Desde hace unos días, se rumorea que el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, puede llegar a "ocuparse del área económica", y con la renuncia de Guzmán sobre la mesa, se indicó que el titular de Diputados estaba esta noche en la Quinta de Olivos, en una reunión en la que Alberto Fernández analizaba el camino a seguir ante la salida de Guzmán. Luego de aclaró que el tigrense participaba de esos contactos, pero no desde Olivos sino por teléfono desde un compromiso famiiar. Lo cierto es que con Massa existe la expectativa de un "superministerio", con varias áreas nucleadas bajo su mando, todas a cargo de especialistas, en procura de encarrilar el rumbo de gestión con mayor consenso, sobre todo entre los propios sectores del Frente de Todos.

Además de Massa, hay otro candidato importante en carrera, es Carlos Melconian. Nada de lo que dice Cristina es gratuito, y en su discurso de este sábado mencionó su reunión con el economista que preside el IERAL de la Fundación Mediterránea. Aunque CFK haya repetido que “no comparte su pensamiento”, el hecho de que haya estado hace unos días reunido tres horas a solas con la vicepresidenta es un punto importante de que "lo escuchan".

Un paso más atrás, la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales Cecilia Todesca también tiene chances de ser la elegida, en un marco en el que Martín Redrado, expresidente del Banco Central, y el exviceministro de Economía durante la gestión de Cristina Kirchner, Emmanuel Álvarez Agis, dijeron hace unas semanas que no estaban dispuestos a aceptar el reto.

Estos dos últimos habrían rechazado la posibilidad de asumir el mando de la política monetaria del país, en virtud de que no están dados los "consensos políticos" que creen imprescindibles para mejorar el cuadro actual. Algo parecido a lo que habría contestado Roberto Lavagna, exministro de Néstor Kirchner, cuando Alberto Fernández lo sondeó hace un tiempo sobre esa chance.

Los "consejos" de Guzmán a su sucesor
En su carta de renuncia, Guzmán indicó que “la hora necesita que quien el presidente Alberto Fernández disponga tome las riendas del Ministerio”. Así, instó al mandatario que “trabaje en un acuerdo político”.

Por esto mismo, recomendó a Fernández que la persona que lo reemplace “cuente con el manejo centralizado de los instrumentos de la política macroeconómica necesarios para consolidar los avances y hacer frente a los desafíos por delante”.

“Eso ayudará a que, quien me suceda, pueda llevar adelante las gestiones conducentes al progreso económico y social, con el apoyo político que es necesario para que aquellas sean efectivas”, indicó.

Fuente: Perfil

Te puede interesar