El curioso puente entre Rossi, un rector radical y Evo Morales

POLÍTICA - SANTA FE Por Facundo Borrego
1657573173426

El jueves pasado el interventor de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y referente de La Corriente, Agustín Rossi, llamó al presidente del bloque de Diputados de la Nación, Germán Martínez, y le confió que llevaría a Rosario al expresidente boliviano Evo Morales. Rápidamente se armó contexto con una clase magistral sobre “Presente y Futuro de América Latina” que serviría para darle vuelo a la línea que impulsa el rossismo y comparte el presidente Alberto Fernández. El inconveniente era dónde realizarla, dada la relevancia del invitado. En ese punto surgió la curiosa conexión del rossismo con el radicalismo progresista del rector de la Universidad de Rosario (UNR), Franco Bartolacci, ladero del intendente de Rosario, Pablo Javkin, quien ofreció la sede central que, finalmente, este martes recibió al exmandatario. 

La aceptación del rector le dio el marco institucional al encuentro aunque también tono político. ¿Por qué un radical le abre la facultad a un peronista para que consolide una línea latinoamericanista que forjó el kirchnerismo? En grandes rasgos por vínculo político entre el diputado nacional y el rector, quienes estudiaron juntos durante la década del ‘90 Ciencia Política y mantienen un lazo dirigencial cordial. 

 Esa gestualidad, sin embargo, no es solo personal sino que, en términos de política universitaria, responde a una vieja alianza de gobierno. Una década atrás, dentro de la facultad de Ciencias Políticas, Bartolacci tejió con el peronismo que por esos tiempos gobernaba el país con Cristina Fernández. El Frente para la Victoria (FpV) era muy fuerte entre el estudiantado y el cuerpo docente y, aunque no se corrió de Franja Morada, Bartolacci impulsó una novedosa sociedad que solo puede explicarse dentro del peculiar mundo político universitario. 

Bajo esa alianza llegó a decano de la facultad en 2011. Asumió con divisiones internas muy fuertes, pero en el medio renovó su mandato y luego logró ganar la elección a rector en agosto de 2019 con un macrismo en retirada. Si bien ni Martínez, ni Rossi ni las estructura de la real política participaron directamente de aquella construcción, existe la sintonía fina entre el ahora rector y un sector del peronismo.

Claro que es posible gracias a que Bartolacci es un radical progre moderado. Sería una actividad imposible de realizar si estuviese abrazado a Juntos por el Cambio (JxC), por más cordialidad que exista entre dirigentes. De hecho, en las palabras que dio de bienvenida desde el público, no subió en ningún momento al panel para preservar su posición política, calificó a Morales como “una referencia ineludible de la región y el mundo entero”. “Hay acontecimientos que quedan para siempre y este encuentro lo es”, resumió.

Hay antecedentes del vínculo. En 2016 cuando Macri, recién llegado a la Casa Rosada, derogó parcialmente la ley de Medios, Bartolacci le abrió la puerta de la facultad a La Corriente y al kirchnerismo para que realizaran un acto en defensa de la norma emblema de la gestión CFK. Las diferencias en la provincia entre ambos espacios son notorias. Mientras el radical milita el proyecto del intendente de Rosario, el rossismo intenta consolidarse dentro del PJ con más idas que vueltas con el gobierno de Omar Perotti. En el Concejo municipal hubo chispas luego de que Javkin avanzara con un pacto de gobernabilidad amplio en el que no entró el peronismo, excepto La Cámpora.

Unidad ante la adversidad
Unas 700 personas escucharon a Morales, quien hizo un llamado a la "unidad en la diversidad para enfrentar la adversidad". "Todo es posible cuando nos unimos”, afirmó. El líder del Movimiento al Socialismo también criticó a la derecha: "Nos quiere desunidos", indicó.

Asimismo, se mostró optimista frente a los movimientos de centroizquierda que continúan vigentes en Latinoamérica. “Tengo mucha esperanza de fortalecer esos vínculos. La lucha sigue y seguirá hasta alcanzar la liberación”, indicó.

Fuente: letrap.com.ar

 

Te puede interesar