Game Over

OPINIÓN Por Carlos ZIMERMAN
JDCHBO4VNBDAXGJFWGU2N2CMUQ

Es un gobierno de mentirosos, son filibusteros y el ADN que los gobierna es el de beneficiarse a costa del pueblo. Yo no les creo y estoy seguro que están absolutamente nocaut y sin reacción.

 
saben gobernar solo con plata, y en situaciones complicadas apelan al autoritarismo y a la victimización.

Este gobierno, el de Alberto Fernández, además es inútil e inoperante, un combo perfecto para destruir un país, seguramente uno de los más ricos del mundo, pero manejado por el peronismo desde hace muchísimo tiempo, mal manejado, saqueado y bastardeado. Solo el peronismo lo puede hacer y nunca se van a hacer cargo. 

 
Si alguien piensa que nos van a sacar, se equivoca, no saben cómo hacerlo, no están capacitados.

 
El gobierno está en una situación terminal, nadie les confía, se les terminó el crédito de la gente, hace rato perdieron el de los organismos internacionales de préstamo, ahora hasta su propia gente se dio cuenta de la incapacidad que tienen.

Apuestan a que el campo liquide los granos a un dólar que no llega a 100 pesos cuando el blue está muy cerca de los $350, un infantilismo propio de un grupo de incapaces al mando de una nación.

Implementaron un dólar turista en donde los extranjeros que llegan al país y quieren pasear y conocer, primero tienen que ir a un Banco a hacer trámites burocráticos para supuestamente depositar dólares a un valor cercano a los $300, cuando en la misma puerta de los hoteles los “arbolitos” le dan casi $350 y sin ningún trámite. Una locura propia de los gobiernos comunistas decadentes como Cuba, otra locura de esta gavilla de inservibles.

 
Se les terminó el tiempo, es hora de activar los mecanismos constitucionales para enderezar el rumbo de esta Argentina. Esto no es ser destituyente ni mucho menos, es velar por los intereses de una nación que se va al precipicio a pasos agigantados y nadie hace nada.

Alfonsín se fue seis meses antes, De la Rúa renunció cuando vio que peligraba la democracia, me pregunto por qué estos no se van a ir o adelanten las elecciones cuando son mucho peor, además son corruptos. No nos olvidemos que tenemos un presidente que tuvo que arreglar sus chanchurros con plata, un verdadero inmoral, un delincuente que en cualquier otro país hubiese tenido un juicio político y encima estaría condenado por la justicia, en Argentina sigue siendo presidente y sigue destruyendo la nación.

Seguramente llegó la hora de repensar el rol de jefe de gabinete ideado por Alfonsín e impulsar algún día un cambio constitucional. Argentina no puede seguir con este sistema presidencialista que nos hace presos de los incapaces e inútiles. Hay que pensar si la figura del primer ministro no es la solución. Si tuviésemos un primer ministro, este sería el fusible necesario para cambiar de capitán del barco cuando comienza a ir a la deriva. 
El gobierno no da para más y los Argentinos tenemos que seguir viviendo, no podemos esperar a que los inútiles decidan hacer algo que seguramente para nada servirá. 

Se tienen que ir, no pueden seguir haciendo daño. Repito, hay mecanismos constitucionales y pedir esto no es ser golpista ni destituyente, es buscarle una solución a una situación casi desesperante.

 
El barco va a la deriva y nos conduce el peor capitán, ya no hay forma de revertir el choque que a todos nos va a afectar, deben tener piedad y amortiguar el impacto, al menos en eso no sean tan inútiles.

 
 

Te puede interesar