Mientras el gobierno sigue pareciendo un Cabaret, Massa incluido, Macri se pone el traje de Estadista

YJE3P425KFE3VG6VEEOQNAOB7E

El extenso almuerzo, dispuesto en la sede diplomática alemana situada en el barrio de Belgrano, dio lugar a una charla dónde la coyuntura nacional y el futuro ocuparon lugares centrales. El ex presidente Mauricio Macri participó este mediodía de un encuentro juntoa a los embajadores del G-7, representantes de las siete potencias occidentales más industrializadas.

Según fuentes cercanas al ex mandatario, y a pesar del estricto silencio sobre lo conversado que mantuvieron sus protagonistas, Macri “compartió su mirada sobre la situación mundial, la actualidad política y económica de la región y del país”. Acompañado por Fulvio Pompeo, Secretario de Relaciones Internacionales de PRO, y la ediputada nacional Cornelia Schmidt Liermann, Macri dijo también que la coalición opositora está “preparada” para las elecciones de 2023, en las que intentará regresar al poder, aunque “no se habló” sobre su eventual candidatura, y sí de las Paso como modo de dirimir esa postulación entre radicales y macristas.

Mientras degustaban como entrada una ensalada con queso de cabra, ñoquis con camarones, carne con espárragos y un postre de chocolate, escucharon a Macri, además del anfitrión Ulrich Sante (embajador de Alemania), los diplomáticos Marc Stanley (EEUU); Claudia Scherer-Efosse (Francia); Christine Hayes (Reino Unido); Fabrizio Lucentini (Italia); Reid Sirrs (Canadá) y Kenji Shami (Japón).

En un clima “de amistad” según describió uno de los comensales argentinos, Macri contestó preguntas sobre “el mundo, la región y Argentina”, con razonamientos que suele compartir en público, con una mirada crítica del gobierno de Alberto Fernández y sus vínculos con varios de sus socios internacionales, como Rusia, Venezuela o Cuba.

Les dijo, según testigos, que Juntos por el Cambio está “preparado para lo que viene”, en obvia alusión a las elecciones del año próximo, y sus dudas sobre “cómo se transita” esta etapa, con Sergio Massa en su primer día completo como ministro de Economía. La guerra en Ucrania, y el incidente entre Estados Unidos y China por el viaje de la congresista Nancy Pelosi a Taiwán también tuvo su lugar en la conversación.

Durante el encuentro, Macri reiteró a los embajadores (varios de ellos europeos) su compromiso con el acuerdo Unión Europea-Mercosur, firmado en los meses finales de la gestión de Cambiemos, pero aún pendiente de aplicación efectiva.

Desde que dejó la presidencia, a finales de 2019, Macri se mantuvo activo en la esfera internacional. No sólo por sus compromisos en la fundación FIFA, sino también en sus vínculos con exmandatarios como Donald Trump, a quien visitó en Estados Unidos. Ya conocía, además, a varios de los embajadores presentes, como Stanley, Scherer-Efose y Lucentini, con quienes compartió charlas anteriormente.

El embajador Sante, en tanto, comunicó a través de la red social twitter una foto y un breve comentario sobre el encuentro, sin olvidar un detalle sugestivo: arrobar a la cancillería conducida por Santiago Cafiero, como modo formal de “informar” sobre la realización del almuerzo con el ex mandatario.

Con información de La Nación

Te puede interesar