Bullrich busca rearmar su tropa en Córdoba

1660172677685

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, volverá a Córdoba en los primeros días de septiembre para visitar la Expo Rural, que se desarrollará en Jesús María entre el 2 y el 4 del mes que viene. En la misma visita incluirá una excursión a Marcos Juárez para respaldar públicamente a Sara Majorel, la candidata que buscará retener la intendencia del denominado "kilómetro cero" de Cambiemos. Será también la oportunidad para una primera evaluación, in situ, del proceso de reestructuración del equipo local con que cuenta para dar impulso a su precandidatura a la Presidencia. En las últimas semanas, la exministra de Seguridad sufrió una migración de figuras que consideraba propias hacia el equipo que cincha por Horacio Rodríguez Larreta, hasta aquí, su contendiente en la interna amarilla.

Ante las deserciones, uno de los sectores que se referencia en la jefa del PRO ha lanzado una convocatoria para sumar adhesiones. La cara visible de esta movida es Sebastián García Díaz, socio político de la senadora nacional Cármen Álvarez Rivero. Ya en junio pasado el precandidato a intendente de la ciudad de Córdoba por el PRO había puesto a disposición sus equipos técnicos, algunos de los cuales forman parte de la ONG Civitas, que él mismo dirige.

 “Es el arranque. Patricia nos había nombrado como referentes, pero todavía no había dado la voz de arranque para empezar a armar formalmente la estructura. Ahora salimos a buscar a quienes quieran ser parte en cada seccional de la capital, cada pueblo y cada ciudad”, dice García Díaz 

“Trabajamos contrarreloj. En un plazo muy breve queremos aglutinar a todas estas personas en un gran encuentro, para a reunir a todo el patricismo de Córdoba”, amplía el exreferente del movimiento Primero la Gente.

 

La invitación, que priorizará canales digitales y sistemas de mensajería, apela a quienes tengan interés “ya sea en forma pasiva, en forma activa, como dirigente e incluso como potencial candidato”.

 

Anticipo
Otras voces que confluyen en el armado admiten que el scouting estaba previsto para la primavera, pero debió adelantarse para responder al tejido del larretismo en Córdoba. “Estamos acumulando fuerzas para medirnos en una posible interna. Horacio bajó su estructura y ya mueve su gente. Eso nos obliga a hacer lo mismo, aunque sea prematuro, porque falta mucho aún”, explican.

 


Entre esas fuerzas, que incluyen a figuras de la política y el empresariado, se destacan dos nombres. Uno es el del exdiputado nacional Nicolás Massot, quien rompió con el acalde porteño y aceptó sumarse a las filas patricias. Será un armador, tarea que más lo distingue, en las tierras desde las que se lanzó al escenario nacional. El otro nombre destacado es el de Oscar Aguad. El exministro de Defensa y de Comunicaciones durante la gestión de Mauricio Macri ha mantenido un perfil bajo desde su salida del Ejecutivo. En ese tiempo, solo ha salido a dar respuestas al periodismo y a la Justicia por su responsabilidad en el hundimiento del submarino ARA San Juan, así como por su rol en el frustrado acuerdo por la millonaria deuda que el grupo Socma tiene con el Estado por la administración del Correo Argentino.

La nueva movida es mirada con recelo en el sector de Laura Rodríguez Machado, la primera figura del PRO en hacer pública su inclinación por Bullrich en la interna. “No hay nada definido aún. Serán el comité de campaña y la propia Patricia las que definan nombres y roles. Por el momento, más allá de apuros, no hay estructura oficial”, afirma la diputada nacional.

 

“Como tantos otros, García Díaz suma para Patricia. Él es uno de los tantos nombres, como yo, como Julián Chasco en Río Cuarto. Somos muchos y venimos trabajando hace un largo tiempo”, amplía la precandidata a gobernadora.

 

“Somos un grupo interno dentro del PRO. Laura está en otro, pero trabajamos todos encolumnados detrás de Patricia presidente”, matiza García Díaz.

 

Más allá, las miradas convergen en una misma expectativa: saber qué hará Luis Juez, el firme precandidato a gobernador por la alianza opositora. Aunque Bullrich fue la primera en brindarle apoyo explícito, el senador no ha ocultado su buen feeling con Rodríguez Larreta. Por el momento, nadie le exige una exposición de fe pública. Entienden que, por estrategia, no habrá de inclinarse por alguna de las dos opciones. No obstante saben que, de hacerlo, será solo ante la "cosa juzgada".

 Fuente: Letra P, sobre una nota de Luis ZEGARRA

Te puede interesar