Santa Fe: fórmulas cruzadas, el tetris radical para moldear el frente de frentes

1660826498339

Mientras cocina la construcción de un frente de frentes opositor para intentar ganarle la gobernación al peronismo en 2023, el radicalismo del Nuevo Espacio Organizado (NEO) va ideando el esqueleto para competir en las PASO. En ese borrador, que ya empieza a tomar forma, plantean que las fórmulas electorales sean cruzadas entre los distintos espacios que conformen la alianza como forma de lograr más integración. En ese tetris que implicará la negociación entre los eventuales socios asoma como complementario y clave quién encabece la lista para la Cámara de Diputados, una jugosa terminal que podría quedarse con 28 de las 50 bancas y mucho poder.

Este modelo ya fue puesto en práctica durante los gobiernos del Frente Progresista cuando el socialismo presidió las fórmulas y la UCR secundó. El radicalismo que conduce el senador Felipe Michlig y el diputado Maximiliano Pullaro cree que, llegado el momento, se dará de manera natural ese esquema sin fórmulas puras. Por ahora no se llegó a esa instancia de diálogo; de hecho, aún se deben definir quiénes integrarán la alianza.  

 

“Primero debemos construir el barco, luego definir las reglas, y luego hacer lo más inteligente para ganar”, dice, sin querer adelantarse, Julián Galdeano, armador del Movimiento de Acción Radical (MAR) que tiene a la senadora Carolina Losada como máxima figura. Lo que plantea tiene asidero: más allá de las conversaciones, no hay pacto, acuerdo o alianza constituida, y muchas voluntades no están aseguradas. Por ejemplo, el PRO busca un Juntos por el Cambio ampliado más que un nuevo frente. 

 

La idea de cruzar candidatos es simple: si una de las listas para las internas tiene como cabeza al radicalismo, la vicegobernación deberá ser para otro espacio y respetando el cupo de género, a modo de ejemplo, el PRO. Hasta ahí implica una cuestión de mejor posicionamiento y acompañamiento. Sin embargo se complejiza cuando, a la par, se arma la lista para la Cámara de Diputados provincial, un sillón demasiado deseado por parte de la dirigencia. Es que la lista que gane por al menos un voto, se queda con el 56% de las bancas, 28 de 50. Esto significa mayoría automática y una enorme caja. 

 

Justamente, para pelear por Diputados se requiere de una o un candidato electoralmente potente, en cambio, el puesto de la vicegobernación sirve más bien para compensar, más allá de que ese cargo signifique quedarse con la presidencia del Senado. Como contó Letra P, en las primeras elucubraciones se pone al gobernador Omar Perotti como posible candidato a pelear por la Cámara de Diputados dado su impedimento de reelegir. Eso mismo hicieron los socialistas Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz luego de cumplir su mandato. El solo hecho de ser gobernador da ventajas a la hora de competir por la presidencia de la Cámara baja provincial.

Es por eso que la oposición busca un candidato fuerte para esa competencia. Según trascendió, el radicalismo, que llevará a Pullaro como candidato a gobernador, podría estar pensando en Miguel Del Sel como ficha para la Legislatura. Por ahora un tiro al pichón ya que el ex Midachi se muestra reacio de volver al ruedo. Otro que suena para competir, pero por el socialismo, es el mencionado Bonfatti.

 Fuente: Letra P. Nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar