El kirchnerismo quiere activar la bicameral del Ministerio Público para ir contra Luciani

POLÍTICA Por Mauricio Cantando
6215ad1502dfe-screen-and-max-width480px_880_880!

El kirchnerismo tiene preparada una respuesta política al pedido de prisión a Cristina Kirchner, pero esperará que la vicepresidenta realice su descargo ante los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, que pidieron inhabilitación de por vida y una condena de 12 años de prisión en la causa por corrupción en la obra pública de Santa Cruz.

La alternativa que está en carpeta es reabrir la bicameral de Ministerio de Público para reunir información que complique a Luciani, a quien acusan de connivencia con Juntos por el Cambio por haber jugado al fútbol en la quinta de Mauricio Macri. Tendrían otros datos guardados para ese momento.

De ocurrir esa embestida, se complicará la agenda económica de Sergio Massa, quien pidió cuatro leyes de consenso, consiguió una y tiene expectativa en que se sancionen las otras tres antes de fin de mes. En un clima bélico por la situación judicial de Cristina no será fácil alcanzar consensos.

La bicameral de control del Ministerio Público no pueda sancionar a los fiscales, pero sí presionar al procurador Alejandro Casal para marcarle los tiempos de los sumarios.

Cambiemos la utilizó para amedrentar a la procuradora Alejandra Gils Carbó y logró que renunciara. Para el kirchnerismo no le dio resultado cuando en 2020 intentó que Casal diera un paso al costado.

La bicameral de Ministerio Público sigue la actividad de los fiscales, no puede sancionarlos pero sí exponerlos y sumar presión política. El kirchenrismo la quiere usar contra Luciani y Mola. Lo definirán después del mensaje de Cristina.

De todos modos, la escena sirve para involucrar a todo el espectro político en la letra fina de las causas judiciales. Hasta diciembre la presidió el senador Martín Doñate. En 2017 quiso controlarla Elisa Carrió, pero el peronismo se unió para impedirlo.

 Si bien la vicepresidenta aún no definió una línea de acción puertas adentro del Congreso, sus legisladores más cercanos creen que el camino es reabrir esa bicameral, que aún no se conformó este año, y reunir pruebas contra Luciani para exponerlo.

Cristina prefiere antes difundir en las redes sociales su descargo, luego que el tribunal le negara la posibilidad de hacerlo este martes como una "ampliación" de la indagatoria que ya respondió.

 Está preparando una respuesta explosiva hace tiempo. Y por ahora la línea es esperarla. Pero hay varias cosas para contar de Luciani", advierten quienes siguen de cerca su situación judicial.

En el kirchnerismo se sorprendieron por información que Luciani reveló en las audiencias que no fue informada en tiempo y forma por el abogado de la vicepresidenta, Alberto Beraldi, como las que involucraron a Máximo Kirchner. El viceministro de Justicia Juan Mena habría tenido que llamar a los abogados querellantes de los otros 12 acusados para tener más datos.


Es por eso también que Cristina quiere cerrar la etapa judicial y dejar para más adelante la carta legislativa, su elemento de presión preferido desde que volvió al Senado. 


Aseguran que habría algún dato más del fiscal y los jueces, que la vice iba a rebelar antes de la sentencia, pero podría adelantar. Influye que el fallo se conocería en noviembre o principios diciembre, en plena efervescencia por el mundial de fútbol.

En el kirchnerismo se sorprendieron por información que Luciani exhibió en su alegato que no fue informada en tiempo y forma por el abogado, Alberto Beraldi. El viceministro de Justicia, Juan Mena, habría tenido que llamar a los abogados querellantes de los otros 12 acusados para tener más datos.

Un dato, es que la bicameral de Ministerio Público ya tiene nombrados los representantes de la Cámara de Diputados y no los del Senado, que necesitan el trámite de la propia vice.

Entre los confirmados en la comisión están los jefes del PRO y la UCR en la Cámara baja, Cristian Ritondo y Mario Negri. Ambos festejaron junto a sus bancadas el pedido de prisión contra Cristina.

La supremacía del Frente de Todos en el Senado es la que permite dominar las bicamerales, como la de Ministerio Público y la de Inteligencia, donde se reunió la información para acusar a Macri de participar de tareas de espionaje ilegal.

Uno de los diputados kirchneristas que anima esas reuniones es el diputado Rodolfo Tailhade, quien el domingo publicó un tuit amenazante. "Dos fiscales y tres jueces corruptos, alcahuetes del poder económico y los privilegios, quieren proscribirla. No tienen idea de lo que se les viene. #TodosConCristina", posteó, quien anticipa sus denuncias en su cuenta de Youtube.

El otro legislador cercano a la vice que apunta contra la justicia es el senador Oscar Parrilli, quien, en declaraciones radiales, no fue menos amenazante.

"No van a dejar que Cristina deje de hacer algo. Me parece que el efecto va a ser al revés: cada vez que la atacan muestra que tiene más coraje que antes y se levanta con más dignidad", advirtió.

El pedido de prisión a Cristina impactó en una etapa dialoguista del Congreso, que ilusionaba a Massa de tener sancionadas antes de fin de mes las cuatro leyes económicas que pidió.

Este lunes celebró la del blanqueo a la construcción, el Senado tiene dictaminadas las de biotecnología y automotriz; y en Diputados hay una reunión de asesores este martes para acordar un texto final de la ley de agroindustria.

El pedido de prisión a Cristina impactó en una etapa dialoguista del Congreso, que ilusionaba a Massa de tener sancionadas antes de fin de mes las cuatro leyes económicas que pidió.

El 14 de agosto asiste el jefe de Gabinete a brindar su informe a Diputados y al día siguiente Massa tiene que presentar el presupuesto de 2023.

Tanta era la confianza del jefe del oficialismo Germán Martínez, que tiene prevista una sesión para el 31 de agosto con leyes de consenso. En el Senado el clima tampoco venía mal: la última sesión fue posible porque la oposición dio quórum, ante las ausencias de oficialistas por enfermedad.

Todo cambió este lunes, con cruces por redes sociales y la grieta retornó a su estado más puro. No será fácil que retroceda.

Fuente: la política online 

Te puede interesar