El kirchnerismo juega con la idea un 17 de octubre para Cristina

6305641c440f0-screen-and-max-width480px_880_880!

Las imágenes de Cristina Kirchner saliendo a saludar a la militancia desde el balcón del Senado entusiasmaron al kirchnerismo que ya juega con la idea de un 17 de octubre para la vicepresidenta.


Se viene el 17 de Cristina", dijeron fuentes del kirchnerismo a LPO y adelantaron que este miércoles fijarán una fecha de "movilización de masas", que en principio sería en el aniversario del Día de la Lealtad peronista para darle épica al proceso judicial que atraviesa la vicepresidenta.

La exposición que hizo este martes por Youtube desde su despacho, lejos de los tribunales, confirmó que Cristina trabajó su defensa contra los alegatos de los fiscales de la causa Vialidad de manera política y no a través de su equipo de abogados.

La vicepresidenta eligió convertir su juicio en un hecho político y por eso en el kirchnerismo creen que el "lawfare" puede servir como el lanzamiento de su candidatura presidencial. La épica comenzó a construirse el lunes, con cientos de militantes que se agolparon en la puerta de su departamento y fueron reprimidos por la policía porteña.

Cristina estuvo en contacto con la gente antes y después del show por Youtube y en su entorno se imaginan una movilización de masas como la que convirtió a Perón en presidente en 1945.

En el kirchnerismo saben que la "persecución judicial" que denuncia Cristina es acaso una mejor estrategia de campaña que los pésimos indicadores de la gestión que le impedirían mostrar "logros" del actual gobierno, como sí lo sigue haciendo con las medidas tomadas durante los primeros 12 años de kirchnerismo.

En ese sentido entra en juego el paralelismo con Lula da Silva, que marcha primero en las encuestas para volver a ser presidente tras ser encarcelado e impedido de competir contra Jair Bolsonaro en 2018.

En diálogo con LPO, el politólogo Marcos Novaro puso en duda ese paralelismo. "¿Le conviene a Cristina hacer mucho eje y bambolla en el tema judicial? ¿De victimizarse, movilizar al peronismo detrás suyo con estos planteos de pueblada? Estando en el poder es mucho más difícil que en la condición en la que estuvo Lula, que finalmente tuvo la ventaja de ser desplazado del poder", dijo el analista.

 Primero, Lula pudo decir que no estaba a cargo, que la culpa de la crisis fue de Dilma, pero además después ser un opositor lo volvió más auténticamente un perseguido, porque estaba en el llano cuando sus enemigos lo metieron preso", explicó Novaro.

"Para el argumento del lawfare eso es mucho más consistente con la situación de Cristina que está en el poder: es una desventaja para ella estar en el poder en esta situación, en parte por los resultados de la gestión que han sido muy malos, pero en parte porque todo el lawfare funciona si realmente te podés presentar como una víctima del Estado", dijo.

Y ella ha venido batallando con eso y no lo ha conseguido para nada, por eso entre sus votantes no está vista como alguien inocente y perseguido: la encuesta de la UBA dice que sólo el 43% de los votantes que le quedan al Frente de Todos considera que ella es la víctima del lawfare", dijo Novaro. "Entonces yo creo que está un poquito en el horno y que estás noticias le han llegado en su peor momento", analizó.

Es una desventaja para ella estar en el poder en esta situación, en parte por los resultados de la gestión que han sido muy malos, pero en parte porque todo el lawfare funciona si realmente te podés presentar como una víctima del Estado 


El politólogo dijo que Cristina parece "obligada a competir, victimizarse e insistir con toda esta tónica" y que lo va a hacer seguramente y probablemente logre estirar el proceso judicial.

Respecto del 17 de octubre de Cristina, Novaro dijo que no cree que la vicepresidenta "esté en condiciones de generar una gran movilización alrededor de su condición de víctima". "No es la misma situación que Lula, ni siquiera es la misma situación que ella vivió en el mandato de Macri, cuando estaba medianamente en el llano y podía decir ‘estos jueces me persiguen por orden del Gobierno'". "Ahora está mucho más complicado para ella", dijo.

 

De todos modos, Novaro dijo que Cristina "tiene la oportunidad de desentenderse de la gestión porque la ha entregado en manos de Massa". "Puede despegarse, diferenciarse un poco, pero lo ha intentado con Alberto y no le funcionó, hay que ver si eso le puede funcionar ahora, porque viene diferenciándose de Alberto hace mas de un año y no es que ha ganado apoyos".

"Es probable que ella insista por ese camino, yo creo que va a tener un candidato propio o va a ser ella la candidata, no me parece que vaya a entregar la candidatura para terminar compartiendo los pocos votos que les quedan con Massa o cualquier otro peronista no leal, yo creo que no le conviene", dijo Novaro.

Fuente: la política online 

Te puede interesar