Macri dice que Cristina está "desesperada" y que no le preocupan sus acusaciones

63080710381ec_940_529!

Mauricio Macri no hizo ninguna referencia a las acusaciones que Cristina Kirchner viene haciendo desde el martes en contra de él y de su histórico socio Nicolás "Nicky" Caputo.

Fuentes cercanas a Macri dijeron a LPO que el ex presidente está "sorprendido por el desequilibrio" de Cristina y cree que está lanzando "manotazos de ahogado".

"No puede tapar lo suyo y empieza a desparramar, busca ensuciar a todos, incluso lo mordió a Néstor", dijeron a LPO en el entorno de Macri.

Tras recibir un pedido de 12 años de cárcel por los fiscales de la causa Vialidad, la vicepresidenta vinculó a Caputo con José López por medio de un recuento de llamadas y mensajes entre el "hermano del alma" de Macri y el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, en la que el empresario oficia incluso de gestor para destrabar pagos a otros contratistas de obra pública, además de mostrar un trato de gran intimidad.

Las acusaciones de Cristina siguieron hasta este jueves, cuando Cristina reveló un informe del FBI para vincular a Macri y Caputo con los bolsos con millones de dólares que revoleó López en un convento.


Pero mientras toda la plana mayor de Juntos por el Cambio salió a referirse al alegato final del fiscal Diego Luciani, Macri optó por el silencio. Esa estrategia es compartida por María Eugenia Vidal, que este jueves mientras degustaba piezas de sushi le dijo a una de sus personas de mayor confianza que no está de acuerdo en la estrategia de pegarle en manada a Cristina.

De hecho, Macri estuvo en Córdoba este jueves en una recorrida de campaña y no hizo ninguna mención a Cristina y sus acusaciones, ni a la causa Vialidad. "No hay lugar para populismo light o populismo institucional. Eso hay que dinamitarlo. El kirchnerismo levantó una pared, que es el 42% del gasto público. Nosotros tenemos que tirar abajo esa pared o no hay futuro porque no se puede sostener", se limitó a decir.

En el entorno del ex Boca dicen que no está incómodo, puesto que "sabe de dónde puede venir la bala". "No nos dijo que nos preparemos para algo fuerte", dicen las fuentes y cuentan que Macri dice que "en todo caso seguirán con lo del Correo como pasa hace 20 años".

 Con respecto a los llamados de Caputo y López, Macri asegura a los suyos que todos los grandes empresarios hablan con el gobierno de turno y que de hecho se distanció de su socio cuando "volvió a hacer guita con el kirchnerismo en Tierra del Fuego", en referencia al acercamiento que tuvo su empresa ensambladora Mirgor con la gestión de Alberto Fernández. 

Sin embargo, las fuentes revelaron a LPO que Macri y Caputo iniciaron un acercamiento en el último tiempo, luego de largos meses distanciados.

Fuente: la politica online

Te puede interesar