La mira está puesta en Marcos Juárez

multimedia.normal.bab04bcabed4b932.4372657363656e7465205363686961726574746920c2a92072656470616e6f725

A ocho años del alumbramiento de lo que luego fue Cambiemos, Marcos Juárez volverá este domingo a ser el centro político nacional. El tan mentado “Kilómetro 0” del calendario electoral tendrá, por acción u omisión, condimentos especiales, algo impensado a principios de 2022, cuando todo parecía indicar que Juntos por el Cambio se encaminaba a una transición tranquila hacia un tercer período al frente de la rica ciudad del sudeste provincial.

No obstante, con el transcurso de los meses, el cielo comenzó a cubrirse de nubarrones que enrarecieron el ambiente. Incluso, este próximo domingo el oficialismo local corre serio riesgo de sufrir una derrota que simbólicamente puede tener peso a nivel nacional.

Enfrente está la Alianza Unidos, surgida luego de que el gobernador Juan Schiaretti capitalizara el descontento de un sector del oficialismo. A punto tal que la eventual victoria sería el escalón previo al demorado lanzamiento del mandatario provincial a las huestes nacionales.

Por necesidad o por convicción, lo cierto es que la nacionalización de la elección en Marcos Juárez dejará mucha tela para cortar puertas adentro y afuera. Para unos será la oportunidad de tomar impulso hacia el juego grande. Para otros, la de cambiar fichas y estudiar la foto completa para evitar males mayores.

La continuidad es de todas
 

Con poco más de 30.000 habitantes, la recta final a los comicios del domingo mostró artillería pesada y a varios “cabezones” recorriendo la ciudad.  A sabiendas de que un premio mayor puede estar esperándolo, el gobernador Juan Schiaretti estuvo al menos cuatro veces apuntalando la candidatura de Verónica Crescente y Eduardo Foresi. 

La historia es conocida. En los últimos seis años, Crescente fue secretaria General de Servicios de la Municipalidad. Sin embargo, Dellarrosa optó por Sara Majorel para la continuidad del proyecto, lo que generó un fuerte movimiento en el avispero local.

“Volví a mis orígenes”, señaló Crescente días atrás en referencia a sus inicios en la gestión pública en el vecinalismo. En acuerdo táctico, el peronista Foresi irá como candidato a primer concejal, luego de buscar sin éxito la intendencia en 2018, ante el propio Dellarrosa. “El gobernador Schiaretti tiene muy buena imagen en Marcos Juárez. Siempre trabajó con los gobiernos locales. Eso habla bien de él y de su mirada federal dentro de la provincia”, elogió Crescente, quien ayer tuvo la foto final con el titular del Panal.

 
En papel, única y en Braille 
En los comicios del domingo se utilizará la boleta única en papel, luego de que en 2010 Dellarrosa decidiera, por decreto, dar de baja por cuestiones económicas el sistema de voto electrónico. Además, también se estrenará el voto en sistema Braille. La medida fue adoptada luego de un convenio con la Biblioteca Provincial para Discapacitados Visuales, encargada de confeccionar las boletas.

 
Punto de partida
Uno de los rasgos distintivos de la “nacionalización” lo configuran las reiteradas visitas de referentes con aspiraciones presidenciales. En este último tiempo pasaron por Marcos Juárez Mauricio Macri, Gerardo Morales, Patricia Bullrich y el último pasajero fue Horacio Rodríguez Larreta. El alcalde de Buenos Aires fue el encargado de cerrar el acto de Majorel, en el marco de una recorrida frenética que incluyó también San Francisco y Arroyito y que hoy lo tiene “de rosca” en nuestra ciudad.

“Es un apoyo a la lista y una nacionalización de la elección. Son las dos cosas. Recibimos el apoyo de todos los referentes y desde el punto de vista simbólico, nuestro triunfo inicia el camino de victorias sucesivas. Es importante para el espacio en su conjunto”, manifestó Majorel.

Confiada, la actual presidenta del Concejo Deliberante, secundada por Dellarrosa, ratificó a Radio Nacional que “el triunfo nuestro inicia el camino de victorias consecutivas que vamos a tener a nivel provincial y nacional”. A pie juntillas con el libreto, remarcó que el gobierno de Alberto Fernández “no está encontrando los caminos para resolver los problemas de los argentinos. Está desorientado”.

Más centrada en la patria chica, la candidata señaló: “Tenemos por delante la continuidad de una gestión de ocho años que transformó Marcos Juárez. El ciudadano lo percibe”. En ese sentido, intentó despejar un poco de vaivenes ajenos al señalar que el vecino va a priorizar la cuestión local”.

Palabra “non sancta”
Al mismo ritmo de la nacionalización corre la disputa por ver quién no se cuelga el rótulo de kirchnerista. A sabiendas de que se trata de un cartel con nula aceptación, desde el oficialismo volaron dardos. Con diversas cargas, pero volaron. “Para mí se trata del PJ y punto”, señaló Majorel. Crescente, en tanto, no anduvo con vueltas y dijo que el Frente de Todos no integra la alianza. Además, replicó al sostener que el propio Henry Dellarrosa fue quien en el año 2000 avaló la alianza entre PJ y vecinalismo.

“En Marcos Juárez nos conocemos todos. Kirchnerizar la lista es subestimar al electorado. No necesitamos que vengan a decirnos quiénes somos”, lanzó Crescente al parafrasear a Schiaretti y De la Sota.

Con las cartas ya jugadas, resta saber cómo será el aprovechamiento del triunfo para unos y la derrota para otros. Siempre con el antikirchnerismo como bandera en una de las tierras más ricas y productivas del país.

 
La pelea por los indecisos 
El último sondeo de opinión, realizado por CB Consultora, da cuenta de que Crescente llega al tramo final con 43,8% de intención de voto, mientras que Majorel suma un 36,5%. Independientemente de las diferencias, la atención la capta el 10,4% de indecisos que podría achicar las diferencias. Es aquí donde cobra relevancia el “nos conocemos todos y todas” que lanzan las candidatas.

Sin embargo, si se hace la proyección de indecisos, Crescente sube a 49% y Majorel al 41,8%. Los otros dos candidatos en pugna, Guillermo Massa (Encuentro Vecinal) y Nicolás Barrera (Partido Laborista), suman 3% y 1%, respectivamente, mientras que el voto en blanco trepa al 5,3%.

Dato no menor es que Dellarrosa, quien ya adelantó que aspira a competir por la gobernación o un puesto expectable el año que viene en Juntos por el Cambio, cuenta con el 77% de aprobación. 

Historia reciente 
En 2014, en el debut de la alianza “Juntos por Marcos Juárez” Dellarosa se impuso con 6.084 votos, un 36,48% de los votos escrutados. Ese triunfo tuvo un festejo con asistencia perfecta de Mauricio Macri y el resto de la troupe de lo que luego sería Cambiemos, incluido el publicista ecuatoriano Jaime Durán Barba, uno de los ideólogos de la integración.

Detrás quedó el candidato delasotista Daniel Fragazzini, “Mejor Marcos Juárez-Unión por Córdoba”, que consiguió 4.944 sufragios, el 29,65%.  Cuatro años después, el oficialismo con Dellarossa ganó de manera holgada con el 52,4% de los votos. Enfrente estaba quien el domingo será candidato a primer concejal, Eduardo Foresi, que cosechó el 37,7% de los sufragios. Paradojas de la política, ambos podrían compartir banca en el Concejo Deliberante.

Fuente: LNM

Te puede interesar