El por qué de la “nacionalización” de los comicios en Marcos Juárez

Blank-2000-x-1300

Mañana Marcos Juáres será el botón de muestra de lo que vendrá. Al ser unos comicios desdoblados en año par, es la única prueba electoral que habrá en 2022 antes de la seguidilla de votaciones de 2023. El resultado de Marcos Juárez tradicionalmente motiva análisis sobre la política provincial y nacional.

Relevancia nacional. De la campaña participó de manera activa el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el intendente de la capital provincial, Martín Llaryora, apuntado para buscar la Gobernación el año que viene. También participaron los principales referentes de Juntos por el Cambio: Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich.

Las candidatas. El intendente Pedro Dellarossa, del PRO, no puede reelegir por haber cumplido los dos períodos habilitados. Para su sucesión en Juntos por el Cambio, se anotaron Sara Majorel (presidenta del Concejo Deliberante) y Verónica Crescente (secretaria de Gobierno). Dellarossa eligió a la primera y se postuló como primer concejal con ella. Crescente rompió, se alió con el espacio de Schiaretti y es la candidata por el peronismo.

Con el gobernador Juan Schiaretti y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como protagonistas, el cierre de la campaña en Marcos Juárez dejó una imagen distante de lo que verdaderamente será el próximo domingo: una elección municipal que consagrará a una nueva intendenta en esa ciudad del sudeste provincial.

La presencia del mandatario provincial y del precandidato presidencial marca la fuerte apuesta del PJ provincial y de Juntos por el Cambio en estos comicios municipales.

 
Tanto Schiaretti como Rodríguez Larreta fueron a respaldar a las candidatas de sus espacios, pero ambos tienen como objetivo político romper los límites de esa ciudad, ante un eventual triunfo de sus espacios, el próximo domingo.

El gobernador fue a apoyar a la candidata a intendenta Verónica Crescente (Unidos por Marcos Juárez), una exfuncionaria del intendente Pedro Dellarossa, que decidió romper con el oficialismo para pasar a ser la principal postulante de la oposición.

 
A la hora de las declaraciones, Schiaretti se ocupó de los dirigentes provinciales y nacionales de Juntos por el Cambio que visitaron asiduamente Marcos Juárez durante la campaña.

“Muchos dirigentes de Córdoba y del país pasan, prometen cosas, y después no vienen más. A mí me han visto en Marcos Juárez antes, durante y lo harán después. A la hora de la verdad, estuvo el Gobierno provincial”, remarcó el gobernador, tratando de marcar diferencias con quienes fueron a respaldar a la candidata del oficialismo.

Schiaretti trató de quitarle repercusión provincial y nacional al resultado, pese a que en el último mes fue todas las semanas a esa ciudad.

 
“Se trata de una elección municipal, que no tendrá la repercusión nacional que dicen desde Cambiemos (Juntos por el Cambio)”.

También descartó que si gana la alianza que encabeza el PJ, lance su precandidatura presidencial.

 
“Otros dicen que será mi lanzamiento a candidato a presidente. No tiene nada que ver. Es como decir que si gana Verónica (Crescente), Schiaretti va a ser el director técnico de la selección nacional en Catar. Es una locura eso”, planteó.

NACIONALIZACIÓN
Mientras Schiaretti trató de bajarle los decibeles a las repercusiones de las elecciones municipales, en la otra vereda, Rodríguez Larreta habló de una “nacionalización” de los comicios en Marcos Juárez, en su visita para respaldar a la candidata Sara Majorel (Juntos por el Cambio).

“Esta elección es punta de lanza de un proyecto nacional para sacar a la Argentina adelante. Es importante para ponerle freno al embate institucional del kirchnerismo, afirmó uno de los precandidatos presidenciales de Juntos por el Cambio, en una conferencia de prensa.

 
Rodríguez Larreta, quien fue recibido por el intendente Pedro Dellarossa, estuvo acompañado por los principales dirigentes provinciales de JPC, el senador Luis Juez y el diputado nacional Rodrigo de Loredo, entre otros.

“Les pido que voten a Sara Majorel por dos motivos: primero, para darle continuidad a un proyecto y una gestión en la ciudad que entiendo que todos ven y valoran; y segundo, por la proyección nacional que tiene esta elección para cambiar la Argentina”, remarcó Rodríguez Larreta, marcando las diferencias con Schiaretti, que a la misma hora, y en otro lugar de la ciudad, trataba de quitarle connotación nacional a los comicios.

El jefe de Gobierno porteño decidió correr un riesgo político: vino al cierre de la campaña de una elección en la cual Juntos por el Cambio no tiene asegurado el triunfo, como ocurrió en los comicios anteriores.

ENCUENTRO VECINAL TUVO SU CIERRE
Por su parte, otras de las fuerzas que competirá este domingo por la intendencia tuvo este jueves su cierre de campaña. Se trata de la lista de Encuentro Vecinal, cuya postulación encarna Guillermo Massa, y que cuenta con el respaldo del referente del partido provincial Aurelio García Elorrio. El exlegislador viajó a Marcos Juárez a darle apoyo a su candidato. Hubo un encuentro de dirigentes en el local partidario y por la noche, una cena con buena parte de los integrantes de la lista.

También compite el peronista disidente Nicolás Barrera.

Fuente: La Voz del Interior, Sobre una nota de Julián Cañas

Te puede interesar