Los gobernadores peronistas hablaron con Alberto y Schiaretti para suspender las PASO

62ff994aac15f_940_529!

Los gobernadores peronistas avanzan con su idea de que en 2023 no haya primarias y ya se lo plantearon de manera directa a Alberto Fernández, según supo LPO en exclusiva.

El encargado de realizar el planteo fue el santiagueño Gerardo Zamora, que aprovechó la visita del presidente a su provincia este miércoles para sacarle el tema. 

Zamora le dijo a Alberto que todos los gobernadores peronistas están de acuerdo en suspenderlas, pero según le comentó luego a sus pares el presidente "no está convencido". 

Alberto ya había dado muestras de no querer avanzar con este tema. El mandatario mandó a su vocera Gabriela Cerruti a desmentirlo en conferencia de prensa y ayer hizo lo propio Juan Manzur en Diputados.

La postura de los mandatarios provinciales la dejó en clara Jorge Capitanich, con un tuit que pasó desapercibido en una serie de mensajes sobre los reclamos de las provincias para el Presupuesto. "Redistribuir los recursos no imprescindibles -financiamiento de gastos electorales- a los efectos de promover más transferencias directas para el desarrollo productivo y social", escribió el chaqueño en nombre de toda la Liga. 

Más allá de la reticencia de Alberto, la liga de gobernadores del PJ está trabajando intensamente en el tema e incluso analizan el escenario que necesitarían en el Congreso para derogarlas o suspenderlas, por lo ya hubo un contacto con el cordobés Juan Schiaretti que puede ser clave.

Según supo LPO, el encargado de plantearle el asunto a Schiaretti fue el sanjuanino Sergio Uñac, que junto a Omar Perotti es el nexo con el cordobés. Según la versión que circula en la Liga, Schiaretti habría apoyado la suspensión de las primarias obligatorias.

Schiaretti es clave porque el Frente de Todos no tiene los 129 votos necesarios para derogar o suspender la ley y necesitaría el aporte de aliados. En Diputados, el oficialismo tiene 118 bancas y el cordobés tiene 3 votos que podrían sumarse a aliados rionegrinos, misioneros y neuquinos. Incluso se especula con el aporte de la izquierda.

El argumento que utilizarán los gobernadores es económico. Según los cálculos de la Liga, si no se hacen las PASO se ahorrarían 23 mil millones de pesos. 

Pero en términos políticos en el peronismo creen que las primarias obligatorias sólo le sirven al PRO para dirimir sus internas. Es una idea en la que coinciden en el radicalismo, que creen que en las PASO sus aliados les están licuando su histórico poder territorial. Eso explica el cruce que se está dando en Chubut entre radicales y macristas.

Dos ejemplos que ponen en el peronismo son Santa Fe y Córdoba. En la primera, las PASO provinciales le permiten a Juntos por el Cambio dirimir sus varias internas pero también poder cerrar un acuerdo con el Socialismo y Pablo Javkin, una alianza que deja en un mal escenario al Frente de Todos. En cambio, en Córdoba no hay primarias obligatorias y en JxC no tienen idea sobre cómo definir las candidaturas, lo que podría terminar en una ruptura como la de 2019 que le facilitó la reelección a Schiaretti.

Fuente: lapoliticaonline

Te puede interesar