Los grandes empresarios salieron a cuestionar el impuesto a la riqueza

ACTUALIDAD Por Escrito por LaPolíticaonline.com
El Foro de Convergencia Empresarial sostuvo que es un "dislate" y Jorge Brito deslizó que no va pagarlo. La UIA dice que descapitaliza a la industria.
17-jorgebrito

un duro documento, la UIA advirtió que este impuesto desincentiva la inversión y descapitaliza a la industria, mientras que el Foro de Convergencia Empresarial directamente lo trató de "dislate". 

Jorge Brito, del banco Macro y la generadora de energías renovables Genneia, fue incluso más allá y deslizó que directamente no va a pagarlo porque para él, el resultado del proyecto que embandera Máximo Kirchner "solo creará rebelión fiscal" y será contraproducente para la inversión, la producción y el empleo.

"El dislate de este impuesto es tan evidente, que sorprende su sola discusión", señala el comunicado que difundió este lunes el Foro de Convergencia Empresarial, que calificó a la iniciativa de "confiscatoria" y de agravar los problemas porque "vuelve a dividir a los argentinos" y transfiere riquezas desde las regiones productivas del país "centralizando aún más el poder en el ámbito nacional" y perjudicando a las provincias.

El dislate de este impuesto es tan evidente, que sorprende su sola discusión

Además, para los empresarios el impuesto a las grandes fortunas tampoco responde a las necesidades fiscales esgrimidas por los impulsores del proyecto de Ley ya que "apenas el 20% del producido del impuesto se destinaría en forma exclusiva a gastos vinculados con la pandemia".

En especial desde el Foro advirtieron que el impuesto alcanza a "los activos que también están afectados a la producción, sin tener en cuenta, además, la existencia de deudas generadas para su incorporación al patrimonio", por lo que su sanción afectará a la producción y a la creación de trabajo en la medida en que "obliga a quienes deban tributar el impuesto a vender parte de sus bienes para poder hacerle frente".

En este punto, coincidió un duro documento de la Unión Industrial Argentina también difundido hoy en el que se critica "El sesgo con el que se ha diseñado este proyecto descapitaliza a empresas que invierten, producen y sostienen el empleo en un contexto de emergencia social, sanitaria y económica".

"Fundamentalmente, esto se debe a que el proyecto no diferencia entre el patrimonio formado por capital productivo (empresas, máquinas y activos tecnológicos en el país) y aquél compuesto por activos financieros o inmuebles. Como resultado de esta medida, las empresas deberán destinar recursos afectados a la producción al pago de este aporte", agregó la entidad que conduce Miguel Acevedo.

Para la UIA, el gravamen a las grandes fortunas debería tener fuertes modificaciones antes de salir de la Cámara Baja para no afectar al capital de trabajo de las empresas ni golpear a la inversión productiva. Así debería eximirse de este gravamen a las participaciones accionarias en empresas de este impuesto, a las obligaciones negociables con las que se financian las empresas en el mercado de valores y también compensarlo por otros impuestos de la misma naturaleza como Bienes Personales.

Desde el Foro de Convergencia Empresarial, apuntaron a que hasta ahora todas las políticas para la pandemia fueron sobre el sector privado formal y el sector público no se planteó ni su "redimensionamiento o racionalización, como sí lo ha tenido que hacer el sector privado" con el peso de la presión tributaria argentina que "ya es una de las más altas del mundo".

Por eso, le pidieron al Congreso que directamente retiren ese proyecto y hagan una convocatoria amplia para "discutir las políticas de estado que nos permitan salir de esta difícil situación todos juntos", concluyeron.

Te puede interesar